Foto: Amazon

Ayer hablamos de un móvil de lo más extraño que se vende en Amazon. Se trata de Beat The Boss y se promociona como el móvil más pequeño. Lo curioso es que las reseñas ofrecen más pistas sobre el verdadero uso que se hace de él. Ahora sabemos que su nombre hace referencia directa al contrabando rectal.

Las reseñas de Amazon delatan que sus compradores lo están utilizando para esconderlo en sus rectos y pasar la seguridad de las cárceles. Por 30 dólares los usuarios tienen un teléfono de 68 milímetros tremendamente “útil” para familiares y amigos de presidiarios. Los comentarios no dejan lugar a dudas:

Solo hay una razón por la que comprarías este móvil ;) y si es eso lo que necesitas, esta es tu mejor opción. ¡Pequeño y liviano!”

Ahora resulta que el propio móvil tiene un easter egg en su nombre. Beat the Boss hace referencia a un producto muy específico, Body Orifice Security Scanner (BOSS), nada menos que la silla de búsqueda utilizada en las cárceles para escanear a los presos en busca de algún tipo de contrabando rectal.

De hecho y por si había alguna duda, la silla aparece en las preguntas frecuentes (FAQs) del producto en Amazon. Sinceramente y llegados a este punto, queremos saber más sobre la naturaleza y el origen de este producto. [BoingBoing]