Un estudio reciente asegura que han desarrollado una técnica que permite “transferir información a un cerebro” mediante estimulación transcraneal usando corriente continua, algo que parece salido de clásicos de ciencia-ficción como Matrix. Pero esto en realidad es mucho más complicado e improbable de lo que este estudio promete.

El informe, publicado en la revista Frontiers in Human Neuroscience, asegura que han descubierto el principio de lo que podría ser una nueva forma de aprendizaje, la cual usaría la estimulación cerebral mediante corriente eléctrica continua (tDCS, por sus siglas en inglés) para “transferir” datos e información de un cerebro a otro.

Advertisement

El experimento consistió en una serie de pruebas en las que pilotos de aviones militares y comerciales con mucha experiencia usaban un programa de simulación mientras que el dispositivo que diseñaron analizaba la manera en la que trabajaba su cerebro, para “imprimir los patrones” en pilotos novatos mediante tDCS, lo que les ayudó a aprender mucho más rápido.

HRL Laboratories explica (en inglés) cómo funciona su sistema, y parece bastante prometedor.

Sponsored

Estamos hablando de un sistema que permitiría transferir información directamente al cerebro, así como cuando Neo en la primera película de The Matrix recibió clases de jiu-jitsu y kung-fu directamente desde un disquete hacia su cerebro. Suena tan maravilloso que quisiéramos creer que es posible.

No obstante, varios expertos han revisado el informe y han encontrado muchas incongruencias, comenzando por lo más básico: el uso de tDCS con fines cognitivos no ha sido demostrado, mucho menos para imprimir datos mediante patrones directamente en el cerebro de una persona.

“Todo sea por la ciencia”.

En primer lugar, el Profesor de psiquiatría y neurociencia Mark S. George de la Universidad Médica de Carolina del Sur, Estados Unidos, comentó en una entrevista con nuestros compañeros de Gizmodo (Estados Unidos) que el área en la que se desarrolla este estudio es demasiado polémica debido a que “incluso en una gran parte de experimentos usando tDCS para fines cognitivos que fueron exitosos no pudieron repetir los resultados”.

El experimento se llevó a cabo con una muestra de sujetos muy pequeña: 6 pilotos expertos y 32 novatos. Solo una parte de los novatos recibió un tratamiento de estimulación cerebral (tDCS) mientras que la otra recibió un placebo. Los resultados aseguran que aquellos que recibieron la corriente directamente en su cerebro tuvieron una mayor capacidad de aprendizaje.

Y ese es el punto más importante con el que los expertos desmienten el informe: el tDCS puede servir para mejorar las capacidades cognitivas y de aprendizaje de una persona, pero no es posible transferir información específica de un cerebro a otro usando este tipo de tratamiento. Eso es simplemente ciencia-ficción.

[vía Frontiers in Human Neuroscience / Popular Mechanics / Profesor Mark S. George (entrevista a Gizmodo)]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)