Madsen. Getty

Este pasado lunes, Peter Madsen contó a la audiencia judicial su versión de los hechos. El inventor explicó cómo murió la periodista Kim Wall, por qué se deshizo de su cuerpo e incluso cómo trató de suicidarse tras lo ocurrido. Pese a todo, Madsen sostuvo que es inocente de homicidio.

Madsen compareció en una audiencia previa al juicio a la que tuvieron acceso los medios. El hombre, detenido bajo sospecha de homicidio involuntario durante las últimas cuatro semanas, narró su versión de lo ocurrido en el interior del submarino.

Advertisement

Un fiscal leyó posteriormente la versión de Madsen en voz alta. Según su declaración, Wall murió alrededor de las 10 pm el 10 de agosto, justo en el momento en el que una escotilla que pesaba alrededor de 70 kilos cayó sobre su cabeza. Estas fueron las palabras del fiscal:

Hay que subir al puente para dirigir el submarino. Madsen levantó la escotilla, y Kim estaba justamente debajo, y habían acordado que ella también debía subir. De repente se deslizó sobre la plataforma, y ​​la escotilla cayó y golpeó a Kim. Kim resultó gravemente herida. Había un charco de sangre donde aterrizó. Madsen afirma que no le encontró el pulso cuando le tocó el cuello. En este punto, dice que se convirtió en suicida y pensó que su final apropiado estaría a bordo del Nautilus.

Al parecer, finalmente decidió que enterraría a Wall en el mar. “No quería un cadáver en mi submarino”, dijo y agregó, “en mi conmoción, pensé que era lo correcto”. Lo cierto es que el torso de Wall fue encontrado poco después, pero le faltaba la cabeza y los miembros. Madsen niega categóricamente mutilar su cuerpo diciendo que, “puse una cuerda alrededor de sus pies para arrastrarla hacia fuera”. Además, también dijo que ató un peso de metal alrededor de su cintura y la arrojó al mar sin mirar.

Advertisement

A partir de este punto y según su relato, navegó hacia Öresund con la intención de suicidarse, pero cambió de opinión a última hora. En su lugar, hundió deliberadamente el submarino al abrir sus válvulas. También dijo que no tenía nada que ocultar, que “simplemente no sentía que alguien quisiera navegar en el buque nuevamente porque tenía rastros de la muerte de Kim en su interior”.

Sea como fuere, Madsen ha cambiado varias veces de historia desde el comienzo de la desaparición de Wall. Su afirmación de que no tiene idea de por qué el torso de la periodista fue encontrado sin su cabeza o sus extremidades es especialmente desconcertante. Mientras continúa la investigación, pasará otras cuatro semanas detenido. [The Local vía Gizmodo]