Bienvenidos al condado de Dent, en Misuri. Los calabozos del Sheriff de esta región se han ganado la reputación de ser los peores de todo Estados Unidos. Un equipo de TV de la cadena Salem News ha querido denunciar el caso pasando 24 horas en sus instalaciones. Esto es lo que han grabado.

Cuando se grabó el documental había 54 presos. El calabozo tiene una capacidad máxima de 21, así que las condiciones de hacinamiento de las personas que esperan juicio aquí son terribles. De hecho, se ha tenido que habilitar un calabozo aparte en la celda de aislamiento para separar a las dos únicas mujeres bajo arresto en Dent del resto de los presos, que son todos hombres. La celda de aislamiento no tiene retrete, así que las reclusas deben gritar y golpear la puerta para que alguien las acompañe hasta el baño.

Los presos se cubren la cara con toallas no por vergüenza, sino para tratar de combatir el principal problema del edificio. Las paredes están cubiertas de moho en cantidades alarmantes. Las esporas del moho provocan todo tipo de problemas respiratorios no solo a los reclusos, sino también al personal de la policía encargado de su custodia. Los agentes encargados de servir en Dent suelen estar de baja el 75% del tiempo. Los reclusos también están enfermos por respirar el aire malsano de las celdas. Combaten los síntomas con antialérgicos, tylenol o ibuprofeno que les suministran los guardias.

Advertisement

Advertisement

Muchos de los reclusos tienen que dormir en el suelo, que siempre está húmedo. El aire acondicionado no funciona. Está completamente bloqueado por el moho. Las duchas son una pesadilla.

Nadie parece querer poner fin a una situación absolutamente inhumana que lleva prolongándose durante varios años. El Sheriff y sus ayudantes no están autorizados a hacer reparaciones ni tienen el dinero para ello. Los responsables de hacerlo llevan años postergando tomar ninguna decisión.

Advertisement

El próximo 4 de abril, el gobierno del condado debe tomar la decisión de aprobar o no la construcción de un nuevo centro de detención. Hasta entonces, el Sheriff ha optado por mostrar la cárcel a todo aquel que quiera visitarla para tratar de concienciar sobre el problema. Es sencillamente increíble que esto esté así y nadie haya hecho nada en años[vía Salem News]