Las motos de nieve no vuelan, pero esta sí. Para hacer realidad semejante imposible, el esquiador y paracaidista Antti Pendikainen ha utilizado la nada habitual técnica de sujetar un parapente a su moto de nieve. Suena a locura, y lo es, pero el resultado es un vídeo espectacular.

Pendikainen salta con su moto de nieve desde un risco sujeto a un helicóptero para ganar impulso y vuela durante varios minutos hasta aterrizar más o menos suavemente y seguir su camino. La moto planea alrededor de kilómetro y medio, lo que probablemente sea un extraño récord para estos vehículos. Este es el vídeo, y está disponible en glorioso 4K. [StuntFreaksTeam vía Sploid]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)