A veces no queda otro remedio pero, en general, no es buena idea abusar del flash de nuestro smartphone. La luz blanca frontal y demasiado intensa tiende a quemar los objetos cercanos, oscurecer el fondo, y eliminar toda sensación de profundidad. Dos diseñadores de Chicago han creado Nova, un flash de bolsillo muy interesante para iluminar nuestras fotos cómo mandan los cánones de la fotografía.

Nova tiene las dimensiones de una tarjeta de crédito, sólo que un poco más gruesa, pero sigue cabiendo sin problemas en la cartera. Bajo su superficie blanca se oculta una retícula de 40 LEDs que puede programarse a voluntad desde una aplicación móvil. El flash se comunica con el teléfono mediante bluetooth y a una distancia de hasta seis metros, lo que abre no pocas posibilidades a iluminación creativa.

Advertisement

El dispositivo acaba de llegar a la web de financiación Kickstarter y ya tiene casi el doble de lo que necesitaba para empezar. De momento sólo es compatible con iPhone, pero a medida que suba la financiación sus creadores, Joe Walnes y Alex Lukashevich, irán mejorando algunas de sus prestaciones o añadiendo compatibilidad con otros sistemas operativos. El precio del flash inalámbrico es de 54 dólares. [Kickstarter vía Gizmag]