Da igual cuál sea nuestra plataforma preferida, o el juego por el que estamos cruzando los dedos para que no se retrase. En todo evento de la envergadura del E3 hay grandes alegrías y también grandes decepciones. Estas son las nuestras.

Ganadores

Xbox One

Microsoft ha aprendido mucho del año pasado. En vez de andarse por las ramas con servicios, la compañía ha mostrado un catálogo de juegos sólido y realmente impresionante para Xbox One. Mal que les pese en Sony, sus rivales han elaborado una lista de títulos exclusivos muy atractiva.

Nintendo

La Wii U puede no estar a la altura del hardware de PS4 o Xbox One, pero está claro que tiene su público y es muy fiel. En esta edición, la japonesa no se ha olvidado de una sola de sus franquicias más populares. Ha conseguido entusiasmar a sus fans y a sus no tan fans, y ha demostrado que no hace falta montar un sarao impresionante en un teatro para dar una excelente conferencia.

Halo Master Chief Collection

Así es como deberían ser todas las ediciones de coleccionista de una saga, no tres discos metidos en una funda de cartón. La posibilidad de jugar con los motores gráficos originales o mejorados, los más de 100 mapas multijugador, la selección de misiones. Halo Master Chief Collection es una obra de amor, y eso se nota.

Los juegos Indie

Tanto Sony como Microsoft han hecho un poco más de caso a los estudios independientes. No es para menos, juegos como Valiant Hearts o No Man's Sky son auténticas obras de arte que pueden codearse perfectamente con las producciones de los grandes estudios.

Las nuevas ideas en multijugador

Si Titanfall ha tenido tanto éxito, es porque ha ido más allá del concepto de dos equipos disparándose, y ha añadido componentes nuevos para retorcer la la jugabilidad. Este año, hay dos juegos que nos han llamado la atención mucho en lo que respecta a multijugador: Sunset Overdrive en Xbox One, y Splatoon en Wii U. Ambos son coloristas, no pecan de la pomposa gravedad de otros títulos, y aportan ideas frescas al noble arte de divertirse masacrando a otros.

Perdedores

La conferencia de Sony

No criticamos aquí el catálogo de la japonesa, pero en un evento de videojuegos, la gente quiere ver videojuegos, no asistir a infumables presentaciones corporativas o de servicios. La primera parte de la conferencia de Sony fue brillante. La segunda flojeó mucho, y alargó el evento innecesariamente.

Kinect

Microsoft anunció hace poco el lanzamiento de una Xbox sin Kinect, y después reconoció que el revolucionario periférico consume recursos de la consola que se podrían dedicar a potenciar los gráficos. Para rematar, los juegos para Kinect han brillado por su ausencia en la presentación de este E3. Kinect es un dispositivo maravilloso pero Microsoft necesita buscar una forma de integrarlo en los juegos que realmente interese a los usuarios.

Los vídeos tan previos que no son ni beta

A todos nos gusta volver a ver a Lara Croft, a Nathan Drake, o los escenarios del nuevo Mass Effect en una secuencia cinemática, pero desde esa secuencia hasta que llegue el juego van a pasar meses y más meses. Si no tienes nada mínimamente acabado que enseñar del juego, mejor no lo enseñes.

Los proyectos eternos

Star Wars: Battlefront luce muy bien, y Mirror's Edge 2 nos pone los dientes largos, pero llevamos tanto tiempo escuchando sobre esos proyectos que se nos agota la ilusión. Al final, los vídeos de ese tipo lo único que consiguen es hacernos soñar un día para devolvernos a la triste realidad durante otro año o hasta el siguiente E3. Al menos Sony ha tenido la decencia de no mostrar nada de The Last Guardian para luego dejarnos un año en el aire.

Hasta aquí nuestro balance. ¿Coincides o no?

Foto apertura: AP

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)