Los estudiantes de derecho de Nueva York se preparan para presentarse al examen de barra, la prueba escrita que les permitirá ejercer la abogacía. El uso de ordenadores personales está permitido, excepto para los que acaban de comprar un MacBook Pro. Esos van a tener que buscarse otro portátil.

El estado de Nueva York prohíbe presentarse al examen con un MacBook Pro de los nuevos por la función de texto predictivo que ofrece la Touch Bar, la pantalla táctil del teclado. Esta opción predice (o sugiere) lo que vas a decir a medida que escribes, de manera muy similar al teclado virtual del iPhone. Además es capaz de aprender del contexto y de ti mismo para hacer predicciones más fiables y precisas con el tiempo. Esa capacidad, cree el comité estatal de examinadores, podría violar la integridad de la prueba.

La prohibición del estado de Nueva York es la más restrictiva: exigen a los que examinan reinstalar el software de evaluación en otro portátil, con los gastos de reinstalación corriendo a cargo del estado. Otros estados como Carolina del Norte permitirán el uso del nuevo MacBook Pro siempre que la Touch Bar esté desactivada, y pedirán a los técnicos que se aseguren de que todos los estudiantes hayan apagado la barra táctil, una opción que viene contemplada en macOS Sierra. [Examsoft vía The Next Web]