Maoríes en el río Whanganui. Getty

Si alguna vez visitas Nueva Zelanda y llegas hasta el río Whanganui, cuidado: debes tratarlo igual de bien que tratarías a una persona. La razón es que Parlamento acaba de otorgar al río los mismos derechos legales de un ser humano. Un hecho único e histórico.

Nunca antes en la historia de Nueva Zelanda había pasado algo similar. Una larga lucha legal que se remonta a más de 140 años y que ahora asegura que el río Whanganui, de aproximadamente 144 kilómetros, estará representado por dos figuras que llevaran los asuntos legales relacionados con la vía fluvial.

Advertisement

En realidad, la legislación es una victoria histórica para el pueblo maorí local, y en especial para la tribu Whanganui, quienes siempre han descrito al río como “un todo indivisible y vivo” bajo el nombre maorí de Te Awa Tupua.

Maoríes en el río Whanganui. Getty

¿Y qué se hace cuando a un río le otorgan derechos legales humanos? En primer lugar, los dos representantes (uno de la tribu y otro del gobierno) serán designados. Además, el acuerdo incluye 30 millones para la mejora de la salud del río. Como explica Adrian Rurawhe, miembro de los maoríes:

No es que hayamos cambiado nuestra visión del mundo, pero la gente se está poniendo al día para ver las cosas de la manera en que las vemos nosotros.

Rurawhe se refiere a la lucha histórica de su pueblo, lucha que se remonta al año 1873. Desde entonces, los maoríes locales han tratado de obtener protecciones legales para salvaguardar el río Whanganui. No en vano se trata de uno de los casos judiciales más largos de la historia del país.

Advertisement

Advertisement

Tras la resolución, los cientos de representantes tribales presentes en el Parlamento lloraron de alegría. Los esfuerzos de generaciones enteras finalmente han surtido efecto. Un hecho histórico que ha acabado reconociendo la “profunda conexión espiritual entre la tribu Whanganui y su río ancestral”. [NPR]