Poner el dedo en un botón para confirmar nuestra identidad es tan de 2015. Lo último de lo último en seguridad biométrica para smartphones son los escáneres ocular, y Samsung no está dispuesta a que otro fabricante se le adelante en esta cuestión. Si las nuevas fotos filtradas desde la red china Weibo aciertan (y parecen legítimas). El Galaxy Note 7 vendrá con escáner de iris.

Las fotos no solo muestran el teléfono, sino también la pantalla que muestra el terminal cuando activamos esta función. Al parecer hay que situar los ojos a 25-35 centímetros de distancia para que la cámara delantera del teléfono los reconozca. Dos círculos en la pantalla ayudan a posicionar los ojos correctamente. En caso de que no funcione se puede desbloquear de una manera más tradicional.

La última imagen muestra el terminal con la pantalla de inicio para confirmar que se trata de un Galaxy Note 7 y no de un montaje o de otro terminal. Todo parece verídico. El próximo dos de agosto, la coreana dará a conocer todos los detalles de este nuevo Phablet en un evento que tendrá lugar en Nueva York. [Weibo vía Slashgear]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.