Científicos de la Universidad de Leicester, en Reino Unido, han publicado hoy nuevas imágenes sobre la investigación de los restos óseos del rey Ricardo III de Inglaterra. El año pasado conocimos que el monarca murió a causa de las heridas sufridas en la Batalla de Bosworth. Un nuevo vídeo muestra el proceso de investigación.

Es la primera vez que la Universidad de Leicester, al frente de la investigación, muestra estas imágenes. No son muy detalladas, pero revelan el momento justo en el que el profesor Guy Rutty, del East Midlands Forensic Pathology Unit, y sus colegas, dan con una de las heridas clave que causaría la muerte del rey Ricardo III. Se trata de una fuerte herida en la base del cráneo que, junto a marcas en las vértebras y en la parte interior del cráneo, sugieren que le clavaron un arma (probablemente una daga una o espada) en la base del cuello que le atravesó la cabeza. Puedes ver el momento del descubrimiento inicial de esa herida a partir del minuto 0:44 en el vídeo debajo:

Los investigadores utilizaron resonancias electromagnéticas y micro-escáneres para determinar cuáles de las heridas halladas podrían haber causado la muerte inmediata del monarca. Y son tres en concreto: dos en la cabeza (una de ellas la mencionada arriba) y otra en la pelvis. En total, los restos óseos de Ricardo III muestran 11 heridas, 9 en la cabeza, algo que sugiere que perdió o se quitó el casco durante la Batalla de Bosworth, el 22 de Agosto de 1485.

Advertisement

Debajo puedes ver la armadura típica que llevaría el monarca el día de la batalla y, a la izquierda, un detalle de la herida potencialmente mortal en la pelvis:

"Las heridas de Ricardo III indican que sufrió un ataque constante de una persona, o de varios asaltantes, con armas correspondientes al periodo medieval tardío. Las heridas en el cráneo sugieren que no llevaba casco, y la ausencia de heridas defensivas en las manos y brazos indican que aún llevaba el resto de su armadura en el momento de su muerte", explicó hace unos meses Sarah Hainsworth, autora del estudio inicial publicado sobre la investigación y profesora en la Universidad de Leicester.

Advertisement

Las nuevas imágenes muestran ahora mejor que nunca la brutalidad de la muerte del monarca. Efectivamente, las batallas de la Edad Media fueron tan salvajes como nos las imaginábamos. [vía Universidad de Leicester]

Fotos: el rostro reconstruido del monarca junto a Janice Aitken, una de las personas que ayudo a pintar y caracterizar la réplica 3D del rostro. Getty Images.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)