Marte no deja de sorprendernos. Hasta ahora los científicos estaban convencidos que hace millones de años hubo agua en Marte. Y la prueba, entre otras, está en los profundos valles del planeta, surgidos en buena parte por la erosión del agua. La cuestión es: ¿de dónde vino ese agua? ¿Surgió del interior del planeta? ¿Cayó en forma de lluvia o nieve? Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Brown (EE.UU.) concluye que en lo alto de los valles de Marte, efectivamente, también nevó. Igual que en la Tierra.

El estudio, liderado por la investigadora Kat Scanlon junto a varios profesores de Brown, partió de las similitudes de los valles de Marte con los que se pueden encontrar en lugares como Hawái. Allí, la erosión de las montañas por efecto de la llamada precipitación orográfica es algo evidente y demostrado. ¿Podría haberse dado el mismo fenómeno en Marte?

Advertisement

Para comprobarlo, los investigadores seleccionaron cuatro valles con información conocida de Marte y aplicaron múltiples modelos matemáticos y de simulación. Según la composición de gases que se cree que existe allí, el objetivo era comprobar si se producirían precipitaciones, dónde y en qué intensidad. Los resultados dejan poco lugar a duda: en las partes altas de la montañas, las precipitaciones eran densas, en forma de nieve. Ahora la duda es saber cómo y por qué se fundió esa nieve montaña abajo.

Las conclusiones del estudio se han publicado en Geophysical Research Letters. Es "solo" una investigación más, pero otra que apunta de nuevo hacia el mismo resultado: en Marte hubo agua alguna vez. Y también nieve. [Universidad de Brown]

Foto: NASA