He sobrevivido al ataque de un tiburón. He robado un valioso diamante durante un increíble atraco en Londres. He hecho todo esto dentro del nuevo visor de realidad virtual Project Morpheus de Sony, y es el mejor que he probado nunca.

Hasta ahora he probado un montón de visores de este tipo y cada uno era un poco mejor que el anterior. La imagen era cada vez un poco más clara, y la experiencia parecía cada vez menos propensa a provocarme un mareo horrible. En este sentido, el nuevo Morpheus de Sony no es una excepción. Es un poco mejor, pero hay un factor clave en el que le saca una cabeza y media al resto de dispositivos de realidad virtual.

En realidad hay varias características con las que Morpheus se adelanta a la competencia en este nuevo mercado. Su nueva pantalla OLED se actualiza a 120 fotogramas por segundo, lo que se traduce en las imágenes más suaves que he visto hasta ahora en un visor VR. Mi única pega es que aunque los píxeles OLED son completamente negros cuando se apagan, a veces brillan con un extraño efecto iridiscente en escenas con muy poca iluminación. Gracias al ángulo expandido de 100 grados de la pantalla no he tenido que preocuparme mucho del efecto túnel mientras me defendía de matones o tiburones. Nueve LED azules alrededor del marco se encargaron de que, cuando giraba la cabeza en el fondo del mar, el esfuerzo de ajustar la vista no me mareara.

Advertisement

Todo esto está muy bien, pero mentiría si no reconociera que la auténtica razón por la que este nuevo visor de Sony es tan excelente es porque, al menos el prototipo, es el primero que veo que es completamente cómodo de llevar.

Y no es tan ligero como el prototipo de Oculus Rift Crescent Bay que probé en septiembre. Extrañamente, tampoco tiene auriculares integrados. Sin embargo, y a diferencia de Oculus o de cualquier otro visor de los que utilizan bandas elásticas para apretujar amorosamente tu cabeza, Morpheus simplemente se posa sobre ella como un sombrero a medida. La banda trasera se ajusta con un dial, y basta un botón para aflojarla, pero el dispositivo está tan bien equilibrado que no hace falta apretarla en exceso.

Unos suaves acolchados de goma sirven para proteger la nariz y bloquear la luz exterior pero, de nuevo, no necesitas apretarlos contra la cara para lograr el efecto deseado, que es que la pantalla flote directamente frente a tus ojos.

Eso hace que el visor sea capaz, además, de un truco asombroso. Basta pulsar un botón para separar el visor de los ojos y poder ver a nuestro alrededor sin necesidad de quitarnos el visor completamente.

¿Y qué tal los juegos? No defraudan. The Deep comienza con nosotros en el interior de una jaula anti-tiburones contemplando el fondo del mar. Al de poco tiempo, un enorme tiburón especialmente enfadado rompe la jaula. Debo reconocer que me asusté... mucho. Lo único raro es que aún no puedes ver tu propio cuerpo (o una recreación virtual del mismo) y que nos mantenemos perfectamente inmóviles incluso cuando la jaula anti-tiburones se agita violentamente.

En cuanto a Piece de Resistance, pagaría 60 dólares ahora mismo para jugar a algo como esto. Al principio no parece nada especial. Es como otras experiencias similares en las que observamos de forma estática una escena. En este caso a un matón amenazándome con torturarme con un soplete.

Advertisement

En ese momento le interrumpe una llamada de móvil que resulta ser para mí. Me sorprendió que el sonido del teléfono se mueve a medida que me alcanza el terminal. Sony ha estado ocupada trabajando en sonido posicional después de todo.

La escena del atraco es sencilla, pero me subió la adrenalina completamente. Comienza moviéndonos por una serie de mostradores para acabar en un tiroteo. Lo bueno es que mediante Playstation Move realmente podía abrir los cajones para buscar los objetos que necesitába (pistola y cargadores) y cubrirme mientras disparába a los enemigos.

Parece una tontería pero el tener la sensación de que haces algo de verdad en lugar de simplemente pulsar botones en un mando marca la diferencia completamente. Quiero más.

Desgraciadamente, aún tendremos que esperar un año entero hasta que Project Morpheus sea una realidad en las tiendas. Id ahorrando para cuando salga, porque cuando lo probéis querréis comprar uno.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)