Al final no ha habido nueva versión del Xperia Z en el Mobile World Congress de este año. En su lugar Sony ha presentado una nueva gama media que lleva la X como bandera: los Xperia X, XA y X Performance. La letra x (de incógnita) les va que ni pintada.

De izquierda a derecha, el Xperia X Performance, el XA y el X.

Características técnicas

Para empezar, una tabla resumen de los nuevos terminales. El Xperia X es el más básico de los tres y destinado al concurrido segmento de la gama de entrada. El XA y el X Performance ya se suben a la gama media y media alta, con pantallas de borde curvo biselado, procesadores Snapdragon y cámaras con los sensores de 23 megapíxeles desarrollados por la compañía.

A nivel de diseño no hay sorpresas. Sony mantiene el aspecto de los últimos Xperia con un diseño agradable y buenos materiales, pero que cada vez pasa más desapercibido dentro del saturado mercado smartphone. Las nuevas pantallas con el borde biselado añaden un toque elegante que esconde los bordes hasta hacerlos prácticamente inexistentes, pero se echa de menos la resolución QHD que ya vemos en tantos otros terminales de gama alta.

En cuanto a la experiencia de uso, tanto el Xperia X Performance como el XA han mostrado un ligero retardo en operaciones básicas como cambiar entre modos de cámara. Probablemente sea achacable a que los terminales del stand suelen ser demos con mucho trote a sus espaldas. El sonido del altavoz es un detalle preocupante, porque ninguno de los modelos que hemos probado suena excesivamente potente ni subiendo el volumen a tope.

Las cámaras de los Xperia X cuentan con enfoque automático predictivo.

La cámara sí resulta prometedora. Además de los tradicionales sensores EXMOR, que se cuentan entre los mejores del mercado, Sony dice haber integrado un sistema de autoenfoque predictivo que calcula la dirección de movimiento de los objetos en el encuadre y enfoca en consonancia. Parece buena idea, pero es difícil juzgar hasta que no lo probemos sobre el terreno.

Los Xperia X estarán disponibles en colores negro, plateado, dorado y rosa.

No puedo decir que ninguno de los nuevos Xperia me haya impresionado, y eso es un problema en un momento en el que Apple, Samsung, LG o Huawei están mostrando propuestas que sí llaman la atención, y una tropa de nuevos fabricantes chinos como Xiaomi o Oneplus les pisan los talones con dispositivos que sí arriesgan. Los Xperia X son correctos, pero la corrección es algo que probablemente Sony no puede permitirse ahora mismo.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)