El año pasado, el fabricante de procesadores Nvidia se adentró en el mundo del hardware con Shield, una extraña pero interesante propuesta. Su sucesor acaba de llegar, y tiene un factor de forma un poco menos raro para el público general. Con vosotros, la Nvidia Shield Tablet, una tableta especialmente ideada para jugadores con la que hemos pasado un poco de tiempo.

En esencia, la Shield no es más que una tableta Android con prestaciones sólidas. Funciona sobre Android 4.4 Kit Kat, tiene dos cámaras (delantera y trasera) de cinco megapíxeles, altavoces, una ranura para tarjetas MicroSD con capacidad para hasta 128GB, y una pantalla IPS de 8 pulgadas 1920 x 1080 píxeles. Casi parece una versión grande del HTC One. Es un dispositivo sólido, pero bastante convencional.

Advertisement

El único componente en el que la Shield Tablet destaca sobre el resto es en el procesador, un Nvidia Tegra K1. El chip de 192 núcleos promete llevar la experiencia de las consolas de sobremesa a dispositivos móviles.

Para demostrar la potencia del chip, Nvidia ha lanzado la tableta con una serie de juegos adaptados de PC para que funcionen bajo la arquitectura del K1. Entre ellos Portal, Half-Life 2, Trine 2, o War Thunder. En total hay 16 títulos disponibles para el lanzamiento. Hemos visto funcionar estos juegos en la consola y lo hacen de manera fluida y con buenas tasas de fotogramas. Trine 2, de hecho, es prácticamente indistinguible de su versión PS4.

También hemos visto una demo del motor gráfico Unreal 4 Engine corriendo en la tableta. Aún había algún detalle como el anti-aliasing, que se puede pulir, pero el resultado es bueno. La plataforma demuestra tener músculo como para que se puedan desarrollar versiones de juegos recientes, no solo de clásicos.

Habréis notado que en las fotos que acompañan a este artículo no se ve la tableta, sino un televisor. Eso es porque, al igual que su predecesor, el tablet incluye una conexión HDMI para mostrar el contenido de la pantalla en un televisor, incluso adaptado a 4K.

Advertisement

También es posible hacer streaming de juegos en el PC a través del servicio GameStream si se cuenta con una gráfica Nvidia GTX en el PC. Pudimos probar GRID 2 en este modo, y luce fantástico, aunque se notaba un mínimo retardo en la señal. Es probable que la red WiFi del hotel donde nos hicieron la demostración no fuera la mejor del mundo.

Una consola no es nada sin un mando, y la tableta Nvidia Shield tiene el suyo propio, con una configuración de botones a medio camino entre PlayStation y Xbox. No es el mejor mando que hemos probado (el de la Xbox One, por ejemplo, es más solido) pero se nota calidad. En general, esta muy por encima de otros mandos Android.

Un buen detalle, por ejemplo, es que el mando no es Bluetooth, sino que se conecta a la Nvidia Shield mediante WiFi Direct para un mejor ancho de banda. La conexión es lo bastante potente y estable como para poder enchufar unos auriculares con micrófono al mando. Afortunadamente, los que ya tengan un mando de consola Bluetooth pueden utilizarlo de todas maneras.

La Shield Tablet puede reservarse desde el 29 de julio con un precio inicial de 300 dólares para el modelo de 16GB WiFi. Es un precio muy competitivo en relación a modelos como el LG G Pad o el iPad Mini sin pantalla retina. Incluso aunque no vayamos a utilizarlo como consola, es una oferta muy decente para una tableta.

Advertisement

En el caso de que queramos jugar con esta tableta, el mando nos costará 60 dólares más. El futuro catálogo de juegos de este dispositivo depende mucho de la voluntad de los desarrolladores a la hora de adaptar sus juegos. Sea cual sea su futuro, la Nvidia Shield Tablet hace brillar con luz propia los juegos en plataformas móviles. Quizá el futuro en el que llevamos la consola de sobremesa en el bolsillo no está tan lejos.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)