Llevamos tiempo asistiendo a una batalla silenciosa en la que está en juego la neutralidad de la red. Aunque el tema se debate en el seno del organismo regulador de las telecomunicaciones en EE.UU. (la FCC o Federal Communications Commission) , nos afecta a todos. Tras largo tiempo sin posicionarse al respecto, Obama ha hecho público su plan sobre la cuestión: garantizar que Internet sea considerado como un servicio público básico como el agua, la luz, o el gas.

La diferencia, a nivel legal, es notable. Aunque Internet ya es algo que pagamos cada mes como el resto de servicios que llegan a nuestro hogar, considerarlo como un bien público supondría un cambio importante de cara a preservar su neutralidad.

Advertisement

En un comunicado hecho público desde la Casa Blanca, Obama ha declarado su apoyo a la neutralidad de la red, y ha pedido a la FCC y a los proveedores que no conviertan Internet en un mercado con "ganadores y perdedores" en función de lo que se pague por la conexión. En otras palabras, que se actúe para impedir un Internet de dos velocidades y con segregación de contenidos.

Entre los otros puntos que el presidente estadounidense ha pedido a la FCC, hay algunos importantes. Obama ha solicitado al organismo regulador que redacte una legislación por la que ninguna página con contenido legal pueda ser bloqueada o censurada arbitrariamente por un proveedor. Igualmente, ha pedido que no se modifique la velocidad de acceso a unos contenidos o se prioricen otros en función de intereses económicos. Finalmente, ha pedido a los proveedores de servicio de conexión la máxima transparencia, especialmente en lo que se conoce como "la última milla" de conexión entre los ISP y los ciudadanos.

Para asegurar todo esto, Obama ha pedido que Internet pase a ser reconocido bajo el Título II del Acta de telecomunicaciones. Esa clasificación incluye servicios básicos sobre los que las compañías no pueden aplicar ciertas prácticas de mercado habituales en bienes de lujo. Este es el vídeo en el que el Presidente habla de todo ello.

El discurso de Obama no es vinculante. En otras palabras, la FCC es absolutamente independiente para regular lo que quiera, y entra dentro de lo posible que su presidente, Tom Wheeler, ignore completamente las peticiones de Obama y continue hacia una normativa muy poco igualitaria y dictada por intereses económicos. Con todo, el hecho de que el máximo responsable político del país rompa una lanza en favor de la neutralidad en la red es algo que debería hacer pensar a los legisladores de la comisión. La Casa Blanca ha puesto en marcha una campaña en Estados Unidos para unirse a la petición de Obama. Podéis leer el comunicado completo del presidente en el enlace a continuación [vía La Casa Blanca]

Advertisement

Actualización: El presidente de la FCC, Tom Wheeler, ha hecho una primera declaración pública sobre la petición de Obama. Estas son sus palabras:

Al igual que el presidente, creo que Internet debe permanecer como una plataforma para la libre expresión, la innovación y el crecimiento económico. Los dos nos oponemos a un Internet de dos velocidades

En El Washington Post, sin embargo, recogen unas declaraciones efectuadas por el operador estadounidense Verizon en las que creen que incluir Internet en el Título II supondría un paso atrás en su desarrollo e implicaría numerosos problemas legales.

Foto: AP Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)