El gobierno de Estados Unidos finalmente ha movido ficha en la crisis que afecta a uno de sus grandes estudios cinematográficos. Después de que el FBI haya asegurado que el ataque informático que sufre la compañía tiene su origen en Corea del Norte, ya solo faltaba la versión oficial. Obama no ha dudado en comenzar calificando de error la decisión de Sony Pictures de retirar el estreno de la película The Interview.

Obama ha explicado así su crítica a Sony Pictures:

No podemos vivir en una sociedad en la que un dictador en algún rincón del mundo pueda imponer su censura a los Estados Unidos. Si pueden censurar una comedia, imaginen lo que podrían hacer con un documental o un programa de noticias que no sea de su gusto. No podemos cambiar nuestras costumbres hasta el punto de dejar de ir a un partido de fútbol por una amenaza terrorista.

El FBI ha anunciado hoy, y podemos confirmarlo, que Corea del Norte ha participado en este ataque. Sin embargo, no tenemos constancia de que Corea del Norte haya actuado en colaboración con otros países.

La confirmación no ha venido acompañada, eso sí, de medidas claras contra el aislado país asiático. No todo son malas noticias para la compañía. Obama ha asegurado que los daños sufridos por Sony Pictures han sido enormes, y que la acción tendrá consecuencias proporcionales para los atacantes.

Respondemos proporcionalmente, y responderemos en el momento, lugar y de la manera que elijamos.

El presidente no ha querido especificar hoy cuáles serán esas medidas, y ha pedido que se deje a las fuerzas de seguridad completar su investigación.

Advertisement

Obama también ha aprovechado para calificar Internet como "El salvaje oeste" y explicar que la red debe ser regulada para mejorar la seguridad. Estas han sido sus palabras:

Si Sony hubiera pedido hecho público este ataque antes, les hubiéramos recomendado no dejarse intimidar por este tipo de ataques. Vamos a hablar con el sector privado sobre estos temas, porque habrá más ataques como este. Serán graves, y serán costosos.

Ahora mismo, Internet es como el Salvaje Oeste. Necesitamos más leyes sobre cómo debe operar Internet, y la seguridad es un asunto urgente. Si no desarrollamos la infraestructura adecuada, esto afectará a algo más que a las películas. Afectará a toda nuestra economía de manera mucho más significativa.

Foto: AP Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)