Cuando la PlayStation 4 salga a la venta este mes, no habrá muchas sorpresas respecto al mando y sus colores. Vendara en negro. Punto. Nada más. Una pena que Sony no se arriesgue un poco más con los colores aunque, si quieres, siempre podrás personalizar tu DualShock 4.

La firma Evil Controllers ha personalizado ya unos cuantos y pronto los pondrá a la venta (desde 90 dólares hasta unos 110). Hay de todo, desde algunos que parecen de camuflaje, hasta otros que realmente mejoran el negro original de Sony, como el de la foto de arriba, o este blanco debajo. Aunque, como siempre, va en gustos. [vía Evil Controllers]