Snapchat se ha convertido rápidamente en una de las aplicaciones móviles más populares en Android y iOS por su aparente seguridad. Permite enviar vídeos y fotos que sólo se muestran durante unos pocos segundos antes de "autodestruirse". Esto la convierte en una alternativa aparentemente segura para el conocido como sexting -envío de vídeos y fotos claramente "picantes"- y su éxito entre adolescentes y adultos ha sorprendido incluso a sus creadores.

Como ejemplo, dos cifras. En febrero de este mismo año la red de Snapchat movía cerca de 60 millones de mensajes al día. Sólo dos meses después, en abril, el número había crecido hasta los 120 millones de mensajes diarios.

Advertisement

¿Es seguro Snapchat? Un laboratorio forense de Utah cree que no lo suficiente. Mediante un volcado de la memoria de un teléfono han logrado acceder a fotos que supuestamente habían sido "destruidas". Los datos siguen en la aplicación, aunque no sean accesibles para el usuario, tan sólo hace falta dedicar unas horas a examinar los registros del teléfono.

La técnica es lenta y por ahora sólo ha funcionado en dispositivos Android pero el laboratorio cree que el fallo de seguridad también afecta a los dispositivos iOS y pronto tendrá un sistema para recuperar los mensajes. El laboratorio cobra entre 300 y 500 dólares por extraer las imágenes. [BusinessWeek]