En 2007, el estudio de diseño Art Lebedev presentó el Optimus Maximus, un teclado en el que cada tecla era una pequeña pantalla LED configurable. Más de siete años después, un nuevo teclado, esta vez de tinta electrónica, nos promete infinitas configuraciones. ¿Será el que estábamos esperando?

El teclado se llama Jaasta E Ink Keyboard, y está a punto de comenzar una campaña de financiación colectiva en la que espera vender cada unidad a 299 dólares. Es caro, pero no tanto como el Optimus Maximus. Además, las posibilidades son las mismas que las del concepto de Art Lebedev, pero con el aliciente de ser más fino y no necesitar cable para funcionar. Su batería dura, según sus promotores, 12 meses de uso normal antes de tener que recargar.

Cada tecla puede programarse a medida de la manera que más nos convenga. Jaasta tendrá diferentes idiomas cargados, y también peculiaridades geográficas como el AZERTY francés. También será posible cargar configuraciones de macros para aplicaciones de diseño como Photoshop, emoticonos, o simplemente configurar cada tecla con el símbolo que queramos. Una serie de botones de acceso directo en la parte superior nos permitirá cambiar fácilmente la configuración.

Advertisement

Aparte de estar disponible en varios colores, el teclado también contará con dos versiones, una con pad numérico, y la otra con un touchpad táctil de 3,5 pulgadas como el de un portátil. El teclado será compatible con Windows y OS X mediante su propia aplicación. Tan solo falta saber si, aparte de personalizables, las teclas son cómodas en aspectos más físicos como el recorrido o la dureza. [vía Jaasta]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)