Las cámaras super-zoom tienen un inconveniente. Si ampliamos a tope es frecuente perder el objetivo que queríamos fotografiar, sobre todo si ese objetivo está en movimiento. La Olympus SP-100 integra una curiosa solución para ayudar al usuario a orientarse con el zoom al máximo. Se trata de un punto de mira.

El sistema de guía se encuentra en un espejo translúcido que se despliega junto con el zoom, y que ayuda a encuadrar la imagen. El punto de mira es una curiosidad, pero no es la característica más relevante de la cámara. Esa característica es el zoom. Está dotado de estabilizador, y es capaz de alcanzar la respetable cifra de cincuenta aumentos ópticos, con una equivalencia de 24-1200 en 35 milímetros.

Advertisement

La apertura de la cámara es de f/2,9-6,5, y el sensor, de tipo CMOS, tiene un tamaño de 1/2,3 y 16 megapíxeles. Capaz de tomar hasta seis disparos en ráfaga por segundo en máxima resolución, y con un enfoque automático de seguimiento muy acorde con el zoom tan largo, la Olympus SP-100 sale a la venta este mes de marzo a un precio de 400 dólares. [Olympus]