Open Street Maps cobra vida en un ingenioso corto de animación. Realizado por Patrick Jean, los mapas de las calles y autopistas de una pequeña ciudad norteamericana se van de paseo en busca de petróleo para saciar su sed. Tan surrealista como suena.