El nuevo OS X Yosemite es, probablemente, el rediseño de un sistema operativo más radical que ha abordado Apple en toda su historia. Después de un tiempo utilizando las principales funciones nuevas de la beta para desarrolladores, os podemos asegurar que Apple ha dado con algo grande esta vez.

A estas alturas no sería justo ni apropiado hacer un análisis completo de OS X. Muchas de las nuevas características están en pleno desarrollo, mientras que funciones como Cloud Drive apenas están presentes. Pese a ello, hay algunos cambios que ya muestran su cara casi definitiva. Son estos:

Diseño

El primer cambio que salta a la vista en Yosemite es el estético. El nuevo SO logra parecer completamente nuevo y, al mismo tiempo, lo bastante familiar. Cada botón, texto o icono luce diferente. Para ser más precisos, el diseño de los iconos es ahora plano, sin falsos contornos ni sombreados. La tipografía se ha cambiado por primera vez en años. La Helvética Neue es más limpia y facilita la lectura en aplicaciones como Calendario o el navegador Safari.

Todo, en definitiva, luce más limpio. El rediseño llega incluso hasta iconos tan tradicionales como Finder o la papelera.

Notificaciones

El nuevo centro de notificaciones hereda el diseño gris oscuro con transparencias de iOS. El centro de notificaciones llegó con Mavericks, y con Yosemite ha ganado mucho en tamaño. Lo que ha hecho Apple ha sido añadir una nueva columna al centro que conocemos de Mavericks. Esta nueva columna es la que muestra la información del día, desde recordatorios hasta eventos del calendario, predicción meteorológica o el estado de los índices bursátiles.

Advertisement

Aunque Apple ha abierto la mano a la posibilidad de Widgets de terceros, aún tengo la sensación de que las notificaciones que surgen en la esquina de la pantalla son más que suficientes como para que no vayamos a abrir este centro muy a menudo.

Spotlight

El nuevo sistema de búsquedas de Spotlight y la navegación entre archivos han experimentado un considerable impulso en Yosemite. El primer cambio que he podido ver es que, por ejemplo, los GIF animados también se mueven en la previsualización, pero ¡tranquilos! Los cambios son más profundos que eso.

Advertisement

Spotlight es una de las aplicaciones que más uso. Basta pulsar Cmd+espacio para abrir la barra de búsquedas y localizar, por ejemplo, un archivo sin necesidad de navegar inútilmente de ventana en ventana. En OS X Yosemite, el menú de búsqueda aparece en el centro de la pantalla en lugar de en una esquina. Sus nuevas funciones lo convierten en el motor de búsqueda por defecto para muchas cosas que antes buscaba en internet como:

Hacer una conversión numérica...

Buscar algo en Wikipedia, o...

Encontrar un restaurante cercano

A veces Spotlight arroja resultados de búsqueda bastante inconsistentes o aleatorios, pero creo que la búsqueda universal simultánea en un equipo y en internet es el futuro, y es bueno que Apple abrace esa vía.

Correo

La aplicación de correo de Apple ha sido aburridísima durante años. Yosemite trae algunos cambios que hacen a Mail algo más útil y divertida de usar. El primer cambio es una función parecida a Skitch de Evernote que permite realizar anotaciones sobre correos que solo aparecen dentro de la aplicación. Probablemente no es tan potente como Skitch, pero a muchos usuarios les parecerá más que suficiente.

La segunda función importante es Mail Drop, que permite saltarnos las restricciones de tamaño al adjuntar archivos. Funciona subiendo estos archivos a la nube y enviando un enlace en su lugar. En esa beta no hemos conseguido que esta característica funcionara correctamente. Es lo que tienen las betas, aunque también puede haber sido error nuestro.

En resumen: todo empieza a tener sentido

OS X Yosemite está muy lejos de llegar a su versión definitiva, y no hemos tenido la oportunidad de probar algunas de sus características más llamativas como HandOff. También hay que esperar a que iCloud tenga una integración más avanzada en la beta.

Incluso si todas las nuevas características funcionan como Apple asegura que lo hacen, aún queda camino por recorrer para llegar a la plena integración entre dispositivos móviles y de escritorio. Es como si Apple hubiese elegido a propósito quedarse a medio camino de su objetivo y mezclar ideas viejas con otras nuevas. Sea como sea, y aún sin verlo terminado, Yosemite es más que una cara bonita. Es el camino correcto.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)