Las pequeñas compañías que elaboran sus propias ediciones de cerveza artesanal se han convertido en todo un fenómeno. Después de la cerveza hecha con polvo lunar, ahora es el turno de una birra confeccionada con una variedad de levadura proveniente de un fósil de ballena de hace 35 millones de años.

La Bone Dusters Paleo Brew nació con el noble propósito de aumentar el interés del público general por la paleontología. La idea original de esta singular bebida es de Jason Osborne, un entusiasta de esta disciplina científica que hizo equipo con Jasper Akerboom, de la compañía cervecera Lost Rhino Brewing Company.

Advertisement

Inicialmente, Akerboom propuso tratar de obtener levadura de algún fósil contenido en ámbar, pero la idea pronto se reveló demasiado ambiciosa. En su lugar, ambos acudieron al archivo paleontológico del Museo Marítimo Calvert, en Maryland. Allí lograron aislar una cepa de Saccharomyces cerevisiae, el hongo unicelular responsable de la fermentación de la cerveza, en el fósil de una ballena extinta. Los huesos del cetáceo tienen alrededor de 35 millones de años.

Según los que la han probado, la Bone Dusters Paleo Brew es una cerveza de difícil clasificación. Tiene un regusto dulce, y entre 4 y 5 grados de alcohol. Rhino Brewing planea comenzar a servirla en su local de Virginia. También la ofrecerá a sus distribuidores habituales, aunque probablemente tarde en estar disponible fuera de Estados Unidos. [Scientific American Symbiartic blog]

Foto de portada: John Nance. Foto inferior: Jason Osborne