Palo Alto planea hacer obligatorios los enchufes para coche. El Alcalde de Palo Alto ha dado un paso importante en la popularización de los coches eléctricos. El gobierno de esta localidad californiana donde se fabrican los Tesla ha dictado una ordenanza que hará obligatoria la instalación de tomas de corriente específicas para vehículos eléctricos en las nuevas plazas de garaje privadas que se construyan a partir de ahora.

Adaptar el estacionamiento de una vivienda para cargar un coche eléctrico cuesta unos 800 dólares. Instalarlo cuando la vivienda está en construcción sólo cuesta 200. La medida no deja de ser un guiño a la exitosa compañía de coches eléctricos, pero también es un apoyo importante a la popularización de este tipo de vehículos.