En 2012, un equipo de expertos en psicología y diseño contratado por el gobierno australiano se embarcó en una peculiar misión: encontrar el diseño de packaging más repelente y desagradable del mundo. Lo que encontraron fue el Pantone 448C, un color tan enfermizamente feo que está ayudando a la gente a dejar de fumar.

El estudio, dirigido por la consultora GFK Bluemoon, tenía como objetivo lograr dar con un diseño tan poco atractivo que disuadiera a los fumadores de su adicción. Después de mostrar diferentes diseños a un grupo de 1.000 fumadores entre 16 y 64 años, el Pantone 448C comenzó a destacar por sí solo de tal manera que los expertos apostaron por un diseño de paquete de tabaco en ese color plano con las pertinentes advertencias sanitarias.

Advertisement

Advertisement

Cuando el ministerio de sanidad presentó la campaña, definió el tono como marrón oliva, pero tuvo que retractarse después de recibir una queja formal por parte de la Asociación Olivarera Australiana, que no quería verse asociada con semejante tinte. Desde entonces, el color se conoce simplemente por su denominación oficial en el catálogo Pantone: 448C o Opaque Couché.

¿Ha funcionado la campaña? Pues el caso es que sí. Un informe oficial del Gobierno Australiano explica que se ha registrado un descenso en el consumo de tabaco desde la adopción de las nuevas cajetillas. Tanto es así, que el Reino Unido ha decidido adoptar el color en sus propios paquetes de tabaco. De poco ha servido la larga batalla legal de las compañías tabaqueras para intentar evitarlo. El packaging en color plano es también una realidad en Reino Unido.

¿Es realmente tan feo el Pantone 448C? Los sujetos del estudio original explicaban que el tono, a medio camino entre el marrón y el verde, les inspiraba adjetivos como enfermo o sucio. En realidad, y como explican desde el Pantone Color Institute, no existe un color más feo que otros. Simplemente es una cuestión de asociaciones. El Opaque Couché es una tonalidad muy habitual en ropa o muebles, pero no es lo mismo verlo en un sofá que en un producto que vamos a meternos en el cuerpo. Un helado de ese color posiblemente no tendría mucho éxito. [Smithsonian vía The Guardian]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.