Un hombre se enamora de una mujer en el anden del tren camino del trabajo. Ahí empieza la historia, en blanco y negro y en el Nueva York de mediados de siglo. Paperman tiene todos los ingredientes para convertirse en una pequeña joya de la animación. Está nominado al Óscar y además utiliza una técnica innovadora que mezcla dibujos por ordenador con los hechos a mano para lograr una sensación a mitad de camino entre la animación tradicional y la última tecnología. Imperdible. 

Dirigido por John Kahrs, Paperman utiliza un software creado por Disney llamado Meander que fusiona la animación generada por ordenador y la de siempre, la de lápiz y papel. El resultado es algo parecido a ver un cómic animado. En un vídeo anterior (debajo), Kahrs explica cómo fue el proceso de creación. Opta a un Óscar en la categoría de mejor corto de animación en la ceremonia del próximo 24 de febrero. Suerte. [YouTube]