Recientemente, mientras miraba por la ventana del autobús, caí en la cuenta por diezmilésima vez en la pequeña banda de puntos negros de diferente diámetro que bordea la ventanilla. ¿Para qué sirven? Me pregunté una vez más. Solo que esta vez llamé a un fabricante de automóviles.

Para dar con una respuesta definitiva acudí a Pilkington, una compañía británica que lleva fabricando lunas para el sector del automóvil desde 1826. Actualmente forman parte de un grupo japonés llamado Nippon Sheet Glass Co. Si ellos no sabían la respuesta, es que nadie la sabe.

Advertisement

Por supuesto, sí que conocían la respuesta a la pregunta. Un técnico llamado Rick nos explicó para qué sirven esos puntitos.

Todo tiene que ver con el frit

Rick nos explicó que la banda negra rematada con hileras de puntos que rodea el cristal está hecha de un tipo de pintura cerámica horneada prácticamente imposible de eliminar y se llama frit band o frit. Sirve a tres propósitos.

Advertisement

Advertisement

Para empezar, es una cobertura que protege de los rayos ultravioletas al adhesivo aislante de uretano que hay debajo. El uretano no solo es lo que impide que entre agua en el vehículo por las juntas del cristal. También es lo que mantiene el parabrisas en su sitio. El sol cocina esta película adhesiva y la degrada hasta el punto de que todo el parabrisas podría salir volando en el próximo bache si no se cuida bien.

En segundo lugar, el frit ofrece una superficie más rugosa al adhesivo. Finalmente, ejerce una función estética, que es ocultar el adhesivo a la vista.

Antiguamente, los fabricantes de coches solían usar juntas a medida para sellar los cristales. Sobre esas juntas se aplicaba un borde cromado para impedir que el cristal vibrara. En los años 50 y 60, los fabricantes comenzaron a abandonar esa técnica de la junta metálica y a reemplazarla por adhesivos. En ese momento se hizo obvio que hacía falta algo más para proteger el pegamento y mejorar la adherencia. En algún momento la banda frit se convirtió en un estándar en todos los parabrisas.

Pero ¿por qué los puntos?

La matriz de puntos que remata la banda negra es un patrón de semitonos o lo que es lo mismo, un degradado. Su función es estética: proporcionar una transición más fluida y agradable desde la banda negra al cristal transparente.

Advertisement

Pero también tiene una función menos obvia. Según Pittsburgh Glass Works, las lunas de automóvil se doblan a su curvatura correcta en un horno a altas temperaturas. La pintura cerámica de la banda negra se calienta más rápido que el cristal normal. Esta diferencia es lo bastante acusada como para que pueda deformar el parabrisas y causar un efecto lente. La matriz de puntos permite distribuir mejor la temperatura y minimizar la distorsión durante el horneado.

En los automóviles modernos hay otra pequeña superficie de puntos que se extiende justo desde arriba hasta debajo del espejo retrovisor. Sirve simplemente para tamizar la luz solar. Puede que no sea el dato más importante que has aprendido hoy, pero es uno de esos misterios que molesta en el fondo del cerebro hasta que lo descubres.

Artículo original publicado en nuestro blog hermano Jalopnik.