Los aeropuertos son edificios que se prestan mucho a ser carne de récord. Los hay con selvas y cataratas, los hay que baten récords de sostenibilidad, o de tamaño. Este último caso es donde encaja el futuro aeropuerto de Pekín. Si nadie lo impide, será la mayor terminal de pasajeros del mundo.

En términos absolutos, la terminal de aeropuerto más grande en construcción sigue siendo el de Ataturk, en Estambul. El de Pekín no es tan masivo, pero con esa salvedad, su terminal principal, con 700.000 metros cuadrados iniciales (se preven varias ampliaciones) deja pequeña a cualquier otra del mundo.

Advertisement

El enorme edificio en forma de estrella tendrá una fachada de cinco kilómetros de longitud, y capacidad para 872 fingers simultáneos. Se prevé que su tráfico inicial sea de 45 millones de pasajeros. Los responsables del proyecto en Zaha Hadid Arquitectos aseguran que el edifcio podrá ampliarse o modificar sus funciones de forma sencilla según la necesidad. El edificio costará 13.800 millones de dólares. [Arch Daily, vía PSFK]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)