Después de la épica trilogía de películas de The Lord of the Rings, muchos esperábamos con ansias la siguiente obra de Peter Jackson, que adaptaría la historia de The Hobbit, pero muchos nos sentimos defraudados con el resultado. Jackson lo sabe, y ahora explica por qué The Hobbit no fue tan grandiosa como él siempre quiso que fuera.

Y el problema principal es el tiempo, únicamente el tiempo. Jackson no tuvo el tiempo suficiente para preparar la película, ni siquiera para terminar el guión, a diferencia de con The Lord of the Rings que contó con años (sí, años) de pre-producción previos. La falta de tiempo hizo del Hobbit lo que vimos en la gran pantalla.

Advertisement

En el Blu-Ray de la versión extendida de The Hobbit: The Battle of the Five Armies hay un vídeo en el que Jackson comenta cuál fue “el problema” con esta película, y con la trilogía en general.

El problema comenzó cuando Guillermo del Toro, quien originalmente sería el director de The Hobbit, tuvo que abandonar la película y solamente hizo de guionista. Jackson entonces tomó las riendas del proyecto, pero tenía muy poco tiempo. Sus declaraciones son impresionante:

“Cuando Guillermo del Toro dejó la película no tenía mucho tiempo para preparar el rodaje. De hecho, parecía algo imposible de hacer, y por ello terminé haciendo cosas tan arriesgadas como rodar la película con la mayoría de ella todavía en producción. Eso quiere decir que íbamos al set a rodar estas escenas masivas y tan complicadas, tomando decisiones allí y acá.

En varios momentos no tenía ni idea de qué diablos estaba haciendo”.

Jackson asegura que tampoco estuvo muy feliz con el guión, por lo que al final decidió que esta sería su último episodio recorriendo la Tierra Media, y sabía que el resultado no sería tan genial cómo en su primera trilogía. Y la crítica no lo perdonó.

Advertisement

Advertisement

Por supuesto, a esto también tenemos que sumar el hecho de que originalmente The Hobbit iban a ser dos y no tres películas. Extenderla fue su decisión, y lo hizo cuando ya tenía las riendas de la producción en sus manos.

Personalmente, yo disfruté The Hobbit, aunque reconozco todos y cada uno de sus defectos. Muchos fanáticos del universo de Tolkien nos sentimos complacidos simplemente por sus escenas de acción, por ver de nuevo a estos personajes míticos en la gran pantalla, y por ver cómo llevaron la historia de Bilbo al cine. Pero también reconocemos que si la comparamos a The Lord of the Rings no es más que una decepción, y el mismo Jackson también lo reconoce. [vía The Guardian]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)