Esta lección será para muchos difícil de olvidar y pocas compañías estaban en mejor posición para darla. GreenHeart Games, la empresa desarrolladora de Games Dev Tycoon decidió luchar contra la piratería de su nuevo título dando a los piratas una idea del efecto que tienen sus acciones.

El juego pone al usuario a los mandos de una compañía de software encargada de producir títulos de ocio electrónico para consola y PC. Sabiendo que muchos usuarios acabarían jugando a través de una copia pirata, Patrick Klug, responsable del juego, creó una versión ligeramente modificada en la que cualquier progreso del jugador pronto queda invalidado por la alta piratería. Klug puso en circulación esa copia el mismo día del lanzamiento a través de un torrent, indicando que se trataba de un juego pirateado pero 100% funcional.

Advertisement

Y muchos mordieron el anzuelo. Los foros de la compañía comenzaron a llenarse de mensajes de piratas preguntando cómo podían poner freno a la piratería o desarrollar técnicas de DRM -protección de derechos- dentro del juego para poder seguir avanzando y que sus compañías no se fueran a la bancarrota.

La ironía de la maniobra es fantástica pero por ahora no tiene final feliz. Klug, que pasado un año desarrollando el título junto a su hermano, apunta a que casi el 94% de los jugadores utilizan la versión pirateada. El juego cuesta 8 dólares (está disponible para Mac, Windows y Linux). [GreenHeart Games]