Hay todo tipo de comparativas que puedes hacer entre la PS4 y la Xbox One. Una de ellas es medir frente a frente un mismo juego. En Eurogamer lo han hecho con Battlefield 4 y los resultados son interesantes. Las diferencias entre una y otra son sutiles, pero existen.

Lo mejor para captar las diferencias es ver las imágenes debajo en 1080p. En general se aprecia que la textura y bordes en la PS4 están algo mejor definidas que en la Xbox One. La versión del juego para la Xbox One va a una resolución de 1280 x 720, frente a los 1600 x 900 de la PS4, lo que resulta en una mayor nitidez de las imágenes.

Advertisement

El procesado anti-aliasing de la PS4 (para lograr mayor nitidez) parece ser mayor y, sin embargo, también se aprecia que las imágenes en la consola de Sony son menos frescas y con menor contraste que en la Xbox One. En esta aparecen más impactantes y con mayor contraste, pero algo menos definidas. Puedes ver debajo el vídeo completo, y una descripción más en detalle por aquí.

Dicho esto, las imágenes dan para bastante interpretación y debate sobre qué consola ofrece mejor calidad. Aún así, no hay que olvidar una cosa bastante importante: se trata solo de un juego, un título y un desarrollador. Es muy probable que en otro título el resultado sea diferente. [vía Eurogamer]