Imagen: Jim Cooke

En España, Podemos ha presentado ante el Congreso una propuesta de ley contra la discriminación del colectivo LGBTI que no ha gustado mucho a los juristas. De aprobarse, permitiría multar sin pasar por la justicia a quienes ofenden o humillan a las personas por su identidad sexual o de género.

En el artículo 94, la Proposición de Ley clasifica como infracción leve proferir o publicar expresiones o imágenes que sean ofensivas o vejatorias para el colectivo de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales. Y, como infracciones graves, reincidir en la publicación de este tipo de ofensas en redes sociales y no retirarlas inmediatamente.

Las infracciones leves serían sancionadas con multas de hasta 3000 euros y las infracciones graves acarrearían multas de hasta 20.000 euros.

Advertisement

En el artículo 96 se contempla además el decomiso, la destrucción o el borrado de cualquier objeto de infracción. “La proposición de Podemos es manifiestamente inconstitucional, no se pueden retirar publicaciones de Internet por orden administrativa”, señaló el abogado Carlos Almeida.

“Los conflictos entre libertad de expresión y otros derechos deben ser competencia exclusiva del Poder Judicial”, añadió el experto. “La administración no debe perseguir ni los chistes verdes ni los chistes rosas. Cuando una opinión sea delito de odio: al juzgado”.

David Bravo, exdiputado de Podemos, comparó la propuesta con la Ley Mordaza y añadió: “quien debe decidir si es o no libertad de expresión es un juez, no un órgano administrativo”. “Si el problema es que juzgados no llegan a tiempo a resolver los problemas, igual tenemos que darles medios, no quitarlos de en medio, ¿no?”, expresó el abogado David Maeztu.