El precio del billete sencillo en el metro de Moscú es, según su página oficial, de 30 rublos (un poco menos de un dólar, o 60 céntimos de euro). Sin embargo, los que quieran ahorrarse ese dinerito pueden comprar un billete realizando 30 sentadillas en menos de 2 minutos frente a una peculiar nueva máquina expendedora.

La máquina ha sido instalada en la céntrica estación de Vystavochaya, al oeste de la ciudad, y mide el ejercicio mediante sensores de movimiento. La iniciativa forma parte de una campaña promocional de los Juegos Olímpicos de Sochi en 2014. No estaría mal que se extendiera a otras partes del mundo. Os dejamos con el vídeo oficial de la campaña. [Sochi Winter Olympic Games]