Las imágenes nos muestran algo que no vemos todos los días. La maniobra que lleva a cabo un piloto desde la cabina para aterrizar un Boeing 737 en una situación de dificultad, en este caso con viento cruzado. Como el mismo piloto deja caer, los pilotos se ganan su salario en situaciones como esta.

El piloto se llama Artur Kielak y ha compartido en su cuenta de Facebook este momento que pone los pelos de punto sólo de pensarlo. De su buen hacer depende que la gigantesca máquina logre aterrizar. Según explica Kielak en la red:

Siempre estoy diciendo que el piloto de una aerolínea recibe su salario por un aterrizaje al mes ... este es el día que me gané el mío ... máximas de viento cruzado, rachas y ráfagas constantes ... Me encanta el Boeing 737 por su estabilidad en condiciones severas ...

No tenemos las imágenes exteriores del aterrizaje que tuvo que llevar a cabo Kielak, pero por su descripción nos podemos hacer una idea con el siguiente vídeo:

Viendo ambas escenas no me cabe ninguna duda de que la mayoría de los pilotos se ganan su salario.

Advertisement