Justo al lado de la costa suroeste de Escocia se encuentra la isla de Little Ross, ahora a la venta. El lugar, como veremos a continuación en las fotos, es todo lo que uno espera si se compra una isla. Sin embargo, tiene un problema: un pasado trágico con asesinato incluido.

La isla se ha puesto a la venta por 325 mil libras, alrededor de 370 mil euros. Son casi 12 hectáreas de tierra (con una pequeña playa) donde también se incluye una casa con seis habitaciones y gran patio junto a algunos graneros. Además, la isla cuenta con un faro del siglo XIX, aunque éste no está en venta.

De hecho, la historia del faro tiene mucho que ver con la venta tan económica de la isla. Al parecer, en 1960 dos personas que estaban visitando la isla se encontraron con el cuerpo sin vida del farero Hugh Clark. El hombre había sido cruelmente asesinado a manos de un compañero, Robert Dickson.

Dickson fue condenado a muerte en la horca por el homicidio, pero los medios británicos lo llevaron a sus portadas durante bastante tiempo y el lugar quedó bajo el estigma de un pasado oscuro.

Dado que la isla de Ross sólo es accesible por barco o por aire, se aconseja que los compradores potenciales sean “marineros competentes” (o tengan acceso a un helicóptero). Así que si no te preocupa ese pasado con un crimen y, sobre todo, cuentas con 360 mil euros a mano, una isla escocesa está esperando dueño. [Independent]

Advertisement