El Telescopio Hubble, un proyecto conjunto de la NASA y la ESA, ha hecho estas fotos de la explosión de una estrella. En noviembre, los astrónomos ya sabían dónde y cuándo iba a ocurrir. Habíamos captado algunas supernovas en acción, pero ésta es la primera vez en la historia que conseguimos predecirla.

Todo empezó con la extraña detección de esta lente gravitacional, un efecto caleidoscópico en la luz de una galaxia causado por la extrema gravedad de una supernova. La luz está tan distorsionada que el telescopio Hubble ve cuatro supernovas en lugar de una, lo que se conoce como Cruz de Einstein. Los expertos pueden estudiar estos efectos para calcular a qué velocidad se está expandiendo el universo, pero además ha servido para predecir dónde y cuándo íbamos a ver, “en diferido”, la explosión de la misma estrella.

Advertisement

La supernova, que se conoce como Refsdal, explotó en realidad hace diez mil millones de años. Lo que estamos viendo es una de las tres imágenes proyectadas por el efecto lente, que ha tardado cinco mil millones de años en llegarnos. La luz de las distintas imágenes se distribuye de manera desigual, por lo que las “repeticiones” de la explosión ocurren en momentos diferentes.

Advertisement

Ha sido una oportunidad muy rara de predecir una supernova (la primera, de hecho). Para hacer estas predicciones, los astrónomos han utilizado siete modelados distintos del cúmulo de galaxias donde realmente explotó Refsdal. Finalmente, el equipo de Hubble acertó y el telescopio detectó la reaparición de la supernova en el lugar señalado. [vía Phys]

Imagen: NASA / ESA

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)