En diciembre de 2014, los fans de Star Wars contuvieron el aliento cuando Harrison Ford sufrió un accidente durante el rodaje de The Force Awakens. En aquel entonces, muchos temían que aquello diera al traste con los planes de rodaje del film. En realidad, el propio J.J. Abrams ha confesado que el accidente ayudó a salvar el Episodio VII.

El accidente (a Ford le cayó encima una de las puertas del decorado del Halcón Milenario) obligó a suspender el rodaje seis semanas. Abrams explica que ese tiempo le sirvió para reformular uno de los grandes aciertos de la película, que es la relación entre Rey y Finn. El director lo explica así.

Advertisement

Cuando comenzamos a rodar las primeras escenas a bordo del Halcón Milenario con Rey y Finn algo no funcionaba bien. Al principio plantee la relación entre ambos en clave de rivalidad y claramente no estaba funcionando. Después del susto con Harrison Ford, decidí aprovechar las semanas libres para revisar como estábamos planteando la relación entre ambos personajes. Cuando regresamos al trabajo, volvimos a rodar todas las escenas. Al final, el accidente nos ayudó a poner a ambos personajes en el sitio perfecto.

En la película, Finn y Rey parecen comenzar con algo de mal pie, pero la relación pronto deriva en una amistad con momentos tan tiernos como divertidos. Esa relación es responsable en gran medida de que ambos personajes nos logren caer simpáticos en poco tiempo. Es una pena que Harrison Ford tuviera que romperse el tobillo para hacerlo posible.

Abrams ha aprovechado su presencia en el Festival de cine de Tribecca para explicar también por qué el guión de The Force Awakens se parece tanto a la película original de Star Wars. El director entiende la frustración de algunos espectadores, pero asegura que el parecido es premeditado y tiene su razón de ser:

Sponsored

El problema con la película es que ha pasado mucho tiempo desde la inmediatamente anterior. Están las precuelas, sí, pero nosotros teníamos que recuperar la historia original, así que decidimos conscientemente (y estoy al tanto de las críticas) recuperar elementos muy familiares para que el público pudiera reconocer inmediatamente que era Star Wars.

The Force Awakens busca ser un puente y una especie de recordatorio. El público no necesita que le recuerden lo que es Star Wars, pero sí un punto de partida familiar que permita moverse hace nuevos territorios, que es precisamente lo que harán los episodios 8 y 9.

[vía IGN]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.