Foto: Autoblog Argentina en Twitter.

Este fin de semana, Buenos Aires acogió la primera carrera ePrix, un evento en el que competían coches eléctricos y autónomos. La prueba se ha saldado con un accidente en el que uno de los vehículos de desarrollo sin conductor, denominados DevBots, se ha estrellado al tomar una curva.

A pocas minutos de comenzar la carrera, el vehículo conocido simplemente como DevBot 2 tomó la curva de una chicane demasiado rápido y se estrelló contra las vallas que protegen el circuito a la altura de la estatua de Lola Mora. El accidente no implicó a más vehículos ni hubo que lamentar heridos. De hecho, es una buena noticia porque el objetivo de esta prueba es precisamente pulir los sistemas de conducción autónoma para que respondan incluso en circunstancias extremas.

Aún no se conocen las causas exactas del accidente, aunque todo apunta a que fue sencillamente el exceso de velocidad. El choque tuvo lugar en una parte del circuito en la que los pilotos de Formula E humanos están acostumbrados a pasar sin levantar el pie del acelerador. Los ordenadores de a bordo de los DevBot, sin embargo, aún tienen que aprender a pilotar así. La velocidad punta de la prueba fue de 185 Km/h.

Advertisement

La prueba se considera un entrenamiento previo para las carreras Roborace, en las que competirán vehículos autónomos. Los prototipos definitivos contarán con el mismo cerebro, una placa Nvidia DRIVE PX 2 con una capacidad de procesamiento de 1,5 teraflops. Cada escudería podrá integrar el software de aprendizaje automático que crea más conveniente. [Roborace vía Slashgear]