Amazon presentó ayer su rumoreado primer smartphone, el Fire Phone. Ya conocemos todas sus características, lo hemos comparado con sus rivales y también lo hemos probado. Tras ver todo esto, la conclusión parece inevitable: el Fire Phone es, de momento, una gran oportunidad perdida. Si Amazon, además de vender más productos, esperaba hacerle la competencia a Apple, Samsung, Sony, LG, Microsoft y demás rivales, no lo va a conseguir.

"¿Podemos crear un móvil mejor para nuestros clientes más fieles?". Fue la pregunta que Jeff Bezos lanzó al aire justo antes de mostrar el Fire Phone por primera vez. Esa pregunta define muy bien el objetivo del móvil: crear una herramienta que haga absurdamente fácil (y divertido) a los clientes habituales de Amazon comprar más productos. Estrategia Amazon en estado puro.

Advertisement

Sin embargo, Bezos tal vez no quiera admitirlo en público, pero está claro que también desea atraer nuevos clientes con el Fire Phone. O lo que es lo mismo, robárselos a Samsung, Apple, Sony, LG, HTC... Y ahí llega el problema. Con el Fire Phone lo tiene muy, muy complicado. ¿Por qué?

Por el precio y especificaciones

El Fire Phone en EE.UU. costará 199 dólares con un contrato de dos años con AT&T. Su precio libre es de 650 dólares. De hecho ya se puede reservar. A ese precio, dadas las especificaciones que tiene, es un móvil demasiado caro.

Advertisement

La pantalla es bastante inferior a la de la competencia, el software es muy cerrado en torno al ecosistema Amazon y unos peldaños por detrás de iOS, Android o Windows Phone en funciones (eso sin contar la menor disponibilidad de apps). Si añadimos que el diseño es justito (nada que ver con el iPhone 5s, el LG G3 o el HTC One M8), el precio de 650 euros es caro. Muy caro.

Por la lenta y escasa distribución mundial

El Fire Phone de momento solo lo veremos en EE.UU. Atendiendo a los anteriores lanzamientos de producto de Amazon, irá llegando de forma escalonada al resto de los 11 países en los que opera la compañía, pero habrá que esperar.

En México o España es muy probable que no lo veamos hasta finales de año, tal vez a tiempo para la campaña de Navidad. La disponibilidad mundial del Fire Phone en 12 países es demasiado escasa comparado con los cientos de países a los que llegan rápidamente los grandes fabricantes tras cada lanzamiento.

Por sus funciones vistosas, pero innecesarias

La mejor y más impresionante función del Fire Phone es Firefly, que te ayuda a reconocer casi cualquier cosa, sea un objeto, una serie o una canción, para luego poder comprarlo en Amazon. Funciona muy bien, pero es algo pensado para los fans más hardcore de la compañía. El resto de mortales no estamos obsesionados en fundirnos cada mes la tarjeta de crédito en Amazon.com. Firefly es muy útil, pero solo para un porcentaje reducido de clientes comparado con todo el mercado de smartphones.

Advertisement

La otra gran novedad es Dynamic Perspective, el novedoso efecto 3D. Pero es solo eso: novedad, puro gimmick. Sí, es una función vistosa, pero inútil para la mayoría de consumidores cuya opinión de un smartphone no va a cambiar por poder ver un edificio 3D en un mapa, algo que, más o menos, Google Maps ya ofrece desde hace tiempo.

Aún no está todo dicho

Por supuesto, Bezos está jugando sus cartas. Como señala Mike Feibus en Re/Code, Amazon no comenzó una guerra de precios con su Kindle Fire desde el día uno, lo hizo un año después de su lanzamiento.

Advertisement

Bezos quiere probar el interés inicial de los consumidores en un producto como el Fire Phone. Es muy probable que sea aceptable, al menos entre los más fieles a Amazon. Y tal vez lo suficientemente aceptable como para que dentro de un año, o menos, Bezos decida tirar los precios de su smartphone y lanzar una segunda versión mejorada. Entonces, solo entonces, la batalla habrá comenzado de verdad.

Foto apertura: Getty Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)