Los editores de videojuegos son notoriamente discretos sobre los presupuestos detrás de sus juegos, pero cuando un número se escapa puede resultar impactante. Desarrollar juegos como Call of Duty y Grand Theft Auto cuesta cientos de millones de dólares, lo cual es difícil de entender (hasta que haces la cuenta).

Mientras hacía entrevistas para mi libro sobre cómo se hacen los videojuegos, pregunté a un montón de desarrolladores cómo calculaban sus presupuestos. Algunas de las compañías más grandes no dieron números específicos —como dije, son notoriamente discretos— pero todos los estudios que respondieron ofrecieron el mismo número mágico: 10.000 dólares. Específicamente, $10.000 por persona al mes.

Advertisement

“Es una buena aproximación”, dijo Adam Brennecke, productor ejecutivo de Pillars of Eternity y su próxima entrega en Obsidian. “Sumando el salario medio de un desarrollador y los gastos generales, [un videojuego] le cuesta al estudio alrededor de $10.000 por persona. Algunos son más caros. Y así es también como haces los presupuestos con los editores”.

Ese número —que podría ser incluso más alto si el estudio se encontrase en una ciudad cara como San Francisco— representa los salarios, el alquiler de las oficinas, los seguros, los días de enfermedad, el equipo y cualquier otro coste que surja durante el desarrollo. Ese número considerado generalmente una buena estimación de cuánto costará la producción de un videojuego, sin importar cuán grande sea un equipo.

Así que... haz la cuenta.

Digamos que eres un estudio independiente que acaba de recaudar algo de dinero en Kickstarter. Crees que puedes hacer tu RPG de estilo 16 bits inspirado en EarthBound en un año y medio (18 meses), y piensas que necesitarás cinco personas: un diseñador, un programador, un músico y dos artistas. 5 * 18 * 10.000 = $900.000. Espero que no tuvieras metas extra en Kickstarter.

Advertisement

Ahora digamos que tienes un equipo de tamaño mediano como Obsidian o Double Fine. Estás haciendo un nuevo juego de consola que tiene que verse bien, pero nadie espera que le pongas la mayor cantidad de polígonos o gráficos de primer nivel. Para ello pones a un equipo de 40 a trabajar en tu videojuego de ritmo psicodélico, y planeas terminarlo en un plazo de dos años (24 meses). 40 * 24 * 10.000 = $9.600.000. No te preocupes, al menos la gente en Internet te acusará de robarles dinero.

Por último, digamos que eres un editor importante que está tratando de competir con los Red Dead Redemptions y Destinys del mundo. Estás haciendo un shooter militar, por supuesto. Para alcanzar la fidelidad gráfica que tus fans esperan, necesitas un equipo de al menos 400 personas, y tienes que darles tres años (36 meses). 400 * 36 * 10.000 = $144.000.000. Y eso es antes de la demora inevitable, por no hablar de la comercialización. Esos anuncios hechos con CGI no van a pagarse solos.

Y lo cierto es que podría estar tirando a lo bajo. Muchos grandes juegos tienen el personal de desarrollo dividido en varios estudios, y si vas a los créditos y cuentas a todos los que participaron en un juego como Destiny 2 o Assassin’s Creed Origins, puedes llegar a los miles. Multiplica ese presupuesto de 144 millones de dólares por la cantidad correspondiente y verás lo que digo.

Es por eso que cuesta tanto dinero crear un videojuego, por lo que las compañías de videojuegos son tan volátiles y por lo que observadores como yo se preocupan de que el camino que está siguiendo actualmente la industria de los videojuegos no sea sostenible. ¡Feliz semana!