HTTP/2 es la evolución de la web. La versión actual de este protocolo es considerada (y con razón) un pilar fundamental de Internet, pero en 16 años no había sido actualizada. ¿Por qué ahora? Y más importante, ¿qué tan significativo es HTTP/2 para nosotros los usuarios?

Es indudable el hecho de que Internet cambia a un paso muy acelerado. El IETF HTTP Working Group, responsables del desarrollo del mencionado protocolo, había lanzado su última versión estable en el año 1999, conocida como HTTP/1.1; desde entonces, tanto Internet como la informática en general han vivido cambios increíbles, avances que a finales de la década de 1990 no hubiera imaginado nadie, ni siquiera Tim Berners-Lee, padre de la web.

Advertisement

El hecho es que hoy en día el público se mueve por la web desde un dispositivo móvil tanto como desde un computador tradicional, quizás más. HTTP/1.1 no es suficiente ya para manejar los volúmenes de transferencias en la web de hoy en día.

Mayor velocidad y menores tiempos de carga

La nueva actualización del Hypertext Transfer Protocol llega para solventar algunos de los problemas más comunes que tiene HTTP en esta época. Durante los últimos 16 años las páginas web se han hecho considerablemente más grandes y pesadas, HTTP/2 promete un tiempo de carga dos veces más rápido, lo que notaremos sobre todo en el ecosistema móvil.

Si has notado que tu computador o smartphone tarda más de lo normal (incluso con una buena conexión) en cargar esa página que llevas visitando años, es porque desde el año 2010 el tamaño total de transferencia se ha duplicado en la web. Actualmente, el navegador que usas tiene que trabajar demasiado para complacerte con lo que le exiges con esa falsa excusa de que "mis 16 GB de RAM pueden con esto y más".

Advertisement

HTTP/2 ofrece algunas soluciones para lograr la disminución de latencia y, como resultado, mejorará los tiempos de cargas y la velocidad en la que nos movemos en la web. Las nuevas técnicas de multiplexación permiten a un servidor responder a distintas peticiones simultáneas usando menos conexiones, lo que alivia la carga de los servidores.

Así que al final, para el usuario, el principal cambio que notaremos es una mayor velocidad de carga en las páginas web, especialmente cuando navegamos desde un dispositivo móvil, algo muy útil y necesario hoy en día.

¿Qué diferencias tiene HTTP/2 a nivel de desarrollo? Solo las que el desarrollador desee o necesite. El IETF HTTP Working Group ha hecho a esta nueva versión del protocolo totalmente compatible con HTTP/1.1. Si un desarrollador quiere aprovechar sus novedades, es bienvenido a hacerlo, sino, en teoría no le afectará nada.

HTTP/2 es una evolución de la web a tal escala que incluso Google abandonó, en cierto modo, el desarrollo de su propio SPDY, para que fuera la base de este nuevo protocolo. Hasta ahora, Chrome y Firefox ya cuentan con soporte para HTTP/2, solo falta que pase el período de revisión para que todos podamos disfrutar de él, sin siquiera darnos cuenta.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)