La quinta temporada de Juego de Tronos ya ha finalizado, dejándonos con ganas de más, mucho más. Pero esta vez, también nos dejan con una sensación de vacío, molestia e impotencia, ese mismo de cuando matan a algún personaje que nos agradaba. Solo que esta vez, su “muerte” podría no ser definitiva.

Advertencia: A continuación analizaremos los acontecimientos del episodio final de la quinta temporada de Juego de Tronos, por lo que de no estar al día con la serie encontrarás spoilers. Además, aunque trataremos detalles de los libros que se relacionan a esa importante muerte, no nos adelantaremos a acontecimientos que no han sucedido en la serie aún para evitar hacer spoiler a quienes solo siguen el programa producido por HBO.

Teniendo eso claro, continuamos.

Desde su primera temporada Juego de Tronos nos dejó muy claro que no era una serie como cualquiera otra. No es la típica historia en la que todo va empeorando pero al final un héroe, milagro o simple suerte, salva el día. Eso lo supimos desde ese episodio en el que esperamos hasta el último momento para que alguien rescatara a Ned Stark, y luego su cabeza rodó. Aquí no hay héroes que salvan el día. Lo malo siempre puede ser peor. Todos pueden morir (y seguro van a hacerlo). Y aunque nos llena de ira momentánea, esto es algo que nos encanta de la serie.

Advertisement

Incluso cuando el que murió fue Jon Snow. Sí, nada nos preparó para esto. Para muchos, los “intocables” de la serie eran Daenerys, Tyrion y Jon, pero en el final de la quinta temporada Snow pagó el precio de estar rodeado de una tanda de imbéci-, que digo, de haber roto las tradiciones de la Guardia de la Noche. Lo llamaron traidor, y lo puñalearon uno a uno al son de una frase con la que intentaron justificarse: “Por la Guardia”.

La muerte de Jon fue un momento de trauma para muchos, quienes nos llevamos las manos a la cabeza, con la boca bien abierta, mientras no podíamos creer lo que veíamos en la pantalla del televisor. “No, no no no, Fantasma lo va a salvar. No, los Salvajes, esos, Tormund aparecerá con su barba roja y salva a Snow. No, el dragón, no sé por qué ni cómo, pero el dragón lo salva. ¡NO! ¡Los caminantes blancos seguro atacan justo antes de que le pase algo y tienen que comenzara luchar en vez de matar a Jon! .... “Por la Guardia”. Y así se acabaron nuestras esperanzas.

Advertisement

Pero, ¿saben qué? Jon Snow podría no estar muerto. Las razones las explicaré a continuación, pero debo aclarar que esto no es ningún tipo de spoiler de los libros a los que solo ven la serie, sino teorías con mucha base que una vez leas entenderás por qué tienen sentido.

Eso, además de que la idea de ver a Snow volver nos llena de ilusión. ¿No?

R+L = J

La teoría más popular entre los fanáticos de Canción de Hielo y Fuego que ya sabían lo que pronto iba a pasar en la serie se llama “R+L = J”, y tiene que ver con los padres de Jon Snow.

¿Has notado que he dicho padres, en plural? Sí, porque aunque la identidad de la madre de Jon Snow sigue siendo un misterio, la teoría va más allá de ella, y habla de que en realidad Ned Stark no es el padre de Jon Snow, sino otro personaje muy importante, de esos que siempre mencionan pero en realidad nunca hemos visto en la serie, porque al momento de su desarrollo ya están muertos.

Según esta teoría la madre de Jon Snow no es otra que Lyanna Stark, la hermana de Ned, solo que esta vez no se trata de una relación de incesto al estilo Lannister, no, sino que el padre de Jon no sería otro más que Rhaegar Targaryen, el heredero al trono de Aerys II Targaryen, el llamado “Rey Loco”.

R+L = J, ¿lo ven?

Pero, ¿cómo es esto posible? y más importante, ¿por qué Ned dice ser el padre de Jon? Lee con calma, que la explicación es un poco confusa, pero sirve de base de esta teoría.

Imagen de: Alt Shift X

Robert Baratheon comenzó su revolución contra el Rey Aerys no porque este estuviera loco y quemara viva a las personas por deporte (aunque esto lo ayudó a conseguir muchos seguidores a su causa) sino porque su prometida, Lyanna Stark (la hermana de Ned) fue secuestrada por Rhaegar (hermano mayor de Viserys y de Daenerys, alias Khaleesi) quien estaba casado con Elia Martell. Robert y Ned se unen a un grupo de guerreros nobles, comienzan la revolución y matan a Rhaegar, luego se dirigen a Dorne en donde se encontraba Lyanna retenida por tres guardias reales y los matan. Ned sube la habitación donde está su hermana, y la encuentra en una cama ensangrentada, muriendo, donde le pide que le haga una promesa. Todo esto se explica en los libros, pero de allí nace la teoría.

Advertisement

Las razones por las que Rhaegar secuestró a Lyanna son desconocidas, por un lado se habla de que sencillamente estaba enamorado de ella y la quería hacer “suya”, por otro se habla de que en realidad no al secuestró sino que escaparon juntos porque estaban enamorados. Al fin y al cabo, siempre se habló de Lyanna como una mujer hermosa física y espiritualmente, y Robert, bueno, sabemos que era un mujeriego borracho. No sería de extrañar si no quería casarse con él.

La cama ensangrentada podría ser entonces el lecho en el que dio a luz a su hijo, un varón, y la promesa que le pidió que lo cuidara como si fuera suyo, algo que Ned se habría tomado literal, dado que dijo que el hijo era de él, posiblemente para protegerlo de Robert y Tyrin Lannister quienes habían mandado a matar a los niños hijos de Rhaegar con Elia Martell.

El hecho de que Ned siempre haya sido mostrado como una persona noble, con mucha moral, familiar y perdidamente enamorado de su esposa también da más fuerza a esta teoría. ¿Acaso Ned realmente sería capaz de serle infiel a su amada Catelyn? Se que en tiempos de guerra los nobles como él pasaban meses y hasta años fuera de casa, peleando, y como diría el buen Doctor Ian Malcolm en Jurassic Park, “cuando hay necesidad hay necesidad”, pero de cualquier forma no imagino a Ned haciéndolo, menos con una mujer que ni siquiera se le conoce el nombre, todo parece ser un engaño, uno por un buen motivo.

Advertisement

Y en el primer libro, hay muchas partes y frases en las que, de una forma muy leve, Ned podría estar dando a entender que Jon no es su hijo, hablando de cómo hay secretos tan peligrosos que no se los puede decir ni a sus seres queridos, o de cómo Jon ha vivido toda su vida en una mentira , quizás por ser su bastardo, o quizás por no ser su hijo.

Otro pregunta muy importante sería ¿por qué habían tres miembros de la guardia real cuidando a Lyanna Stark en vez de estar luchando junto a su príncipe (Rhaegar) o, más importante, ayudando a proteger a Viserys y Daenerys, sus hijos? La respuesta podría ser tan sencilla como que Rhaegar nunca quiso liberar a Lyanna, o quizás, si esta teoría está en lo cierto, tendría que ver con que en realidad no protegían a Lyanna, sino a otro heredero al trono, el recién nacido Jon Snow.

Pero, ¿qué importa quiénes son sus padres?

Mucho, en realidad. Sobre todo cuando tomamos en cuenta el elemento mágico que está presente en Juego de Tronos.

Advertisement

Los Stark están relacionados con poderes y habilidades que les permiten tomar posesión de los cuerpos de animales o criaturas de poca inteligencia (como lo que hace Bran), mientras que los Targaryen tienen habilidades relacionadas a los dragones y, por supuesto, al fuego.

En el último episodio de la primera temporada de Juego de Tronos vemos como Daenerys “renace” del fuego, junto a sus tres dragones. Aunque técnicamente su “renacimiento” es metafórico, también podría tomarse literal.

Advertisement

Si Snow en realidad es un Targaryen, cuando la Guardia de la Noche lo vaya a incinerar para evitar que se convierta en un caminante blanco, como hacen con todos sus muertos, fácilmente podrían revivirlo de esta manera, y así revelar que las teorías son ciertas y en realidad su apellido no es Snow, sino Targaryen. De hecho, Targaryen Stark.

¿Y la mujer de rojo donde está?

Otra posibilidad para revivir a Snow tiene que ver con Melisandre, la mujer de rojo, y también con el fuego. El “Señor de la Luz” ha demostrado ser mucho más poderoso que los “Dioses Nuevos y los Antiguos” en esta serie, y no lo digo por el asesinato de Renly Baratheon por una extraña sombra oscura con la forma de Stannis, no, tampoco lo digo por ese terrible sacrificio de Shireen Baratheon con la finalidad de detener un poco el invierno (y que funcionó).

No, lo digo por Thoros de Myr y Ser Beric Dondarrion.

En la tercera temporada Arya presencia una lucha entre Berric Dondarrion y Sandor Clegane, alias “El Perro”. En ella, Berric es cortado casi en dos por su oponente, pero Thoros de Myr, llamado “El Sacerdote Rojo”, lo revive, y de hecho, confiesa haberlo hecho varias veces, y que “cada vez es un poco más difícil”.

Thoros es un sacerdote de la misma religión que Melisandre, así que el “Señor de la Luz” sí que tiene la habilidad de revivir a los muertos. Melisandre está en el Muro, Jon está muerto... no digo más.

Lo que nunca sucederá

Otra posibilidad es que Jon use su sangre Stark y posea el cuerpo de “Fantasma”, su lobo huargo, y tome esta forma de vida para siempre. La verdad, considerando la importancia del personaje, esto suena ridículo. A Snow o lo matan o lo reviven, pasarlo a ser un lobo no tendría nada de sentido.

Lo que podría pasar (y no queremos)

Por otro lado, Snow podría convertirse en un Caminante Blanco y unirse al ejército de zombies helados que va a invadir el Muro y Westeros, aunque esto, si me permiten, tampoco tendría mucho sentido para la trama, solo añadiría un miembro más, sin protagonismo, a ese ejército.

Pero sabemos que en Juego de Tronos no siempre sucede lo que esperamos o deseamos, así que solo liguemos que esto no pase.

Estar muerto no siempre significa “ estar muerto”, en Westeros

Finalmente, el mismo George R.R. Martin lo ha dicho en varias ocasiones. Estar muerto no siempre significa quedarse muerto en Juego de Tronos. Y para muestra, un botón. Además de Berric Dondarrion y sus múltiples regresos del otro mundo tenemos a un extraño personaje que apareció en el último episodio de esta quinta temporada, luego de la “caminata de la vergüenza” de Cersei Lannister.

Me refiero a esta cosa:

El maestre Qyburn en repetidas ocasiones ha mencionado que fue expulsado de la Ciudadela donde todos estos académicos estudian debido a que sus experimentos son demasiado extremos, extraños y hasta considerados una blasfemia. Este ser es, sin duda, un muerto que trajo de regreso al mundo de los vivos, como un guerrero extraño y sin voz.

Advertisement

Y me arriesgaría a apostar que este ser podría ser nada menos que Robert Baratheon. Aunque en la serie no lo parezca, Robert en los libros es descrito como un hombre forzudo, musculoso y enorme, aunque no tan grande como Gregor “La Montaña” Clegane. Creo que cumple con la descripción. Aunque claro, después de la batalla con el Príncipe Oberyn lo más lógico es que sea la Montaña, pero esta serie suele sorprendernos tanto que no me gusta descartar opciones sin estar 100% seguro.

Kit Harington ha dicho en varias entrevistas frases como “mi personaje está realmente muerto, eso me han dicho”, además de decir que no va a regresar para la próxima temporada. Sí, para la próxima, quizás solo fue un decir, o quizás es literal y será solo para la próxima.

Sea como sea, dudo muchísimo que este sea el final de Jon Snow en la historia de Westeros, o al menos me gustaría creer eso. Y es que de ser cierta la teoría sobre sus padres, sería hijo de un Targaryen y una Stark, un apellido sinónimo de fuego y otro de hielo. ¿Acaso los libros no se llaman Canción de Hielo y Fuego?

Advertisement

Debemos esperar para conocer la respuesta, porque en realidad ni siquiera en los libros está.

[vía Alt Shift X / Gawker /RagnarRox]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)