Algunos llevábamos años esperando a que Apple jubilara esa lacra llamada iPhoto y la cambiara por una aplicación decente para gestionar nuestras fotos en OS X. No ha habido suerte. El reemplazo se llama Fotos, pero desgraciadamente dista mucho de ser perfecto. Es el mismo perro que iPhoto, pero con distinto collar.

El problema con Fotos

Sobre estás líneas tenéis el principal problema de Fotos resumido en una imagen: no está integrado en el sistema de archivos. Va a su aire, como siempre. De hecho ni aparece en la lista de aplicaciones con las que podemos abrir un archivo. Vista Previa sigue siendo la aplicación que abre por defecto las imágenes al hacer doble click. Si intentamos cambiar esto para que sea Fotos la aplicación elegida, tendremos que aplicar el cambio a todos y cada uno de los archivos de imagen. Los que lleguen nuevos seguirán vinculados a Vista Previa.

Advertisement

Por si fuera poco, Fotos trabaja igual que iPhoto, construyendo sus propias librerías en un directorio llamado Fototeca de Fotos al que solo podemos acceder mediante la aplicación y en el que tendremos que importar forzosamente todas nuestras imágenes aunque estén almacenadas en otra parte. Podemos desactivar la opción de que Fotos copie los archivos al importarlos, pero si lo hacemos tendremos problemas al sincronizar fotos de iCloud.

Fotos es más ágil que iPhoto importando las imágenes y mostrándolas, pero poco más. Su funcionamiento es, en definitiva, casi tan lioso y poco intuitivo como el de iPhoto, sobre todo si lo que quiero es simplemente abrir la tarjeta SD que acabo de insertar, ver un puñado de imágenes, seleccionar dos y enviarlas a Photoshop en el mínimo número de clicks posible y sin que el sistema me obligue a importar nada. Abrir, hacer click, ver, cerrar. En este sentido, la vista carrusel del Finder tampoco sirve para nada si lo que queremos es comprobar, por ejemplo, si la foto está nítida o simplemente verla en detalle.

Alternativas profesionales

Resulta paradójico que el mejor sistema que conozco para visualizar fotos de una carpeta y enviarlas de forma rápida e intuitiva a otras aplicaciones es el que lleva integrado Windows. En realidad el mérito no es del sistema operativo. En su día, Microsoft copió descaradamente el funcionamiento de su software para ver fotos de una aplicación llamada ACDSee creada la compañía ACD Systems.

Advertisement

Evidentemente, hay alternativas profesionales como Aperture, Lightroom o Adobe Bridge, pero se trata de aplicaciones bastante caras (70 o más dólares / euros) y con más opciones que las que cualquier usuario normal va a necesitar en su vida. Estas son las mejores alternativas asequibles en OSX.

Lyn

Prueba gratuita durante 15 días. Precio: 20 dólares / 16 euros

Probablemente el mejor gestor de imágenes que existe para OSX a día de hoy. Su única pega es que, tras 15 días de prueba, cuesta 16 euros / 20 dólares. A cambio, ofrece soporte para todos los archivos de imagen soportados en OSX, incluidos los RAW y DNG de una larguísima lista de cámaras.

El funcionamiento de Lyn es como el del visor de imágenes de Windows. Ni hay que importar nada, ni crear absurdos álbumes ni fototecas. Abrimos una imagen y automáticamente podemos visualizar todas las que aparezcan en el mismo directorio, aplicar cambios simples y enviarlas a diferentes servicios y aplicaciones.

Unbound

Prueba gratuita durante 11 días. Precio: 9,99 dólares / euros

Unbound no se integra en el sistema igual de bien que Lyn, pero ofrece una experiencia similar a Fotos sin crear bibliotecas ni hacer duplicados de archivos. Lo único que importa la aplicación son las ubicaciones de las fotos. Los archivos siguen estando donde los hayamos dejado.

Advertisement

Unbound tiene otras ventajas. La aplicación cuenta con versión iOS, y se lleva especialmente bien con Dropbox. Si tenemos cuenta en este servicio de almacenamiento, Unbound ofrece un sistema rápido para sincronizar nuestras fotos en todos los dispositivos.

Picasa

Gratuito

Todo un clásico que sigue estando vigente. Aunque su aspecto estético no es muy acorde con el resto de la interfaz de Yosemite, Picasa ofrece una manera sencilla y rápida de movernos por nuestras fotos con la garantía de que cada cambio que hagamos a nivel de archivo se verá reflejado al instante en la aplicación.

Advertisement

Aparte de ser completamente gratuita, Picasa ofrece algunas herramientas interesantes de edición muy fáciles de usar incluso para los más novatos.

Flickery

Prueba gratuita durante 15 días. Precio: 14,99 dólares / euros

Como su nombre ya sugiere, Flickery está íntimamente ligada a la red social fotográfica Flickr. De hecho, es recomendable sobre todo si mantenemos una cuenta muy activa en este servicio. En esencia, la aplicación es una versión de escritorio del tipo de organización que podemos encontrar en la web de Flickr, pero extendida a las imágenes en nuestros discos duros locales.

Advertisement

A nivel de uso, uno de los mejores tantos de Flickery es el uso de una interfaz Drag & Drop para las imágenes. Por lo demás, su mayor problema es el precio pasado el período de prueba. Reservada a locos de Flickr.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)