Un F-15E Strike Eagles americano vuela junto a un bombardero B-2A Spirit Stealth sobre la Base de la Fuerza Aérea Andersen en Guam. Fotografía de USAF

Siguiendo con las promesas de “fuego y furia” del presidente Donald Trump si continúa su beligerancia, Corea del Norte emitió una declaración el miércoles amenazando con lanzar un ataque a la isla de Guam, un territorio estadounidense en el Pacífico. Aquí está por qué Guam es un objetivo notable.

No es la primera vez que Corea del Norte ha amenazado Guam, pero esta amenaza constituye sin duda la más específica por el momento.

Advertisement

La declaración llegó a los medios a través de la agencia oficial de noticias de Corea del Norte, KCNA, y, según las mismas, vino de parte del General Kim Rak Gyom, comandante de las Tropas Estratégicas de Cohetes del Ejército Popular de Corea del Norte. Dice que el país está “examinando seriamente” la posibilidad de lazar cuatro Hwasong-12, misiles de rango balístico intermedio, contra Guam.

Aunque las preparaciones están ya en marcha, no se tomará ninguna deciisión hasta dentro de varias semanas hasta que el líder del “Reino Perdido”, Kim Jong-Un, tome la decisión final acerca de si llevar a cabo la misión o no.

Esta guerra de palabras viene de mano de reportes apuntan Corea del Norte se ha avanzado mucho más en su capacidad de armar cohetes con armas nucleares en los meses recientes.

El martes, se informó que Corea del Norte ha conseguido miniaturizar una cabeza nuclear lo suficientemente pequeña como para ser montada en un misil balístico. Si los reportes de inteligencia se deben creer y son exactos, Corea del Norte ha sobrepasado un hito clave en su frenética carrera para desarrollar armas nucleares capaces de amenazar los Estados Unidos continentales.

De acuerdo al Washington Post, este reciente informe fue preparado por la Agencia de Inteligencia de Defensa, la rama de inteligencia del Pentágono, y viene de la mano de otro reporte indicando que Corea del Norte tal vez puede estar en posesión de hasta 60 cabezas nucleares.

Un soldado surcoreano en el metro de Seúl mira los nuevos reportes de la amenaza norcoreana sobre Guam. Fotografía de Getty

¿Por qué es Guam un objetivo?

Guam es un objetivo tentador para Corea del Norte. La pequeña isla del Pacífico oeste es hogar de alrededor de 160000 personas y, aproximadamente 7000 empleados del ejército americano. Ese número solo crecerá ya que Estados Unidos está planeando recolocar cientos de marines desde la isla japonesa de Okinawa a Guam en los próximos años.

Advertisement

Como parte de la cadena de las islas Marianas, Guam está más cerca de Pyongyang que de Hawaii, con solo 3540 kilómetros, aproximadamente, separándolos.

La base de las fuerzas aéreas Andersen en Guam ha sido hogar temporal de las fuerzas estadounidenses de bombarderos en la región desde 1944. De hecho, los recientes vuelos B-1B a lo largo de la Zona desmilitarizada (DMZ) se han originado en Guam. Estos vuelos han calado en la moral de los norcoreanos, como atestigua otra declaración de la KCNA que esta semana se refirió específicamente a los vuelos B-1B que “quieren poner nerviosa a la RDCN (República Democrática de Corea del Norte), amenazar y chantajear a través sus frecuentes visitas al cielo sobre Corea”.

Un USS Seawolf (SSN 21) llega al Puerto Apra, Guam, para una escala durante un despliegue en el Oeste del Pacífico.

Guam es también hogar de la Base Naval de Guam, la cual está la lado del Puerto de Apra, hogar de los cuatro submarinos de ataque nuclear rápido del Escuadrón Submarino 15. Los cuatro submarinos están todos equipados con lanzadores verticales para disparar misiles Tomahawk. Dos licitaciones submarinas y varios buques de Guardia Costera son los restantes buques estadounidenses permanentente estacionados allí, aunque el puerto de Apra es un puerto de escala frecuente para los buques de guerra estadounidenses.

Advertisement

Defender Guam es responsabilidad de Task Force Talon, que opera la Terminal de Unidad de Defensa del Área de Alta Altitud, o THAAD en inglés. La serie de misiles antibalísticos de la TDAAD están diseñados para interceptar en rango corto, medio e intermedio los misiles balísticos en su fase terminal la cual es durante el descenso o la reentrada.

El misil de la THAAD es esencialmente una bala diseñada para golpear otra bala, y los operadores de la THAAD en Guam entienden claramente que su misión está dirigida hacia Corea del Norte. De hecho, el apodo de la unidad es Musudan Manglers, llamado así por un de los misiles balísticos intermedios de Corea del Norte.

Un lanzador de THAAD del Ejército de Estados Unidos similar a los que operan en Guam por las Task Force Talon. Fotografía del Ejército de Estados Unidos.

Con asombrosa exactitud, la declaración de Corea del Norte detalló la trayectoria de vuelo que sus misiles tomarán mientras avanzan hacia Guam, sin disculparse porque planearán sobre Japón.

Advertisement

Si todo va de acuerdo al plan, el Hwasong-12 será lanzado desde Corea del Norte y volará sobre las Prefecturas japonesas de Shimane, Hiroshima y Koichi. Después de viajar cerca de 3379 kilómetros, los misiles aterrizarán en alguna parte entre 19 y 38 kilómetros con respecto a la isla de Guam.

La apuesta aquí es si el Hwasong-12 puede llegar a golpear Guam incluso si Corea del Norte lo intentase. Esto es lo que un experto dijo al respecto en Bussiness Insider:

Corea del Norte mencionó un misil específico, el Hwasong-12, que has sido probado solo una vez, y un experto contactado por Bussiness Insider afirma que golpear a los militares estadounidenses en Guam sería mucho más fácil decirlo que hacerlo.

“Nadie, ni siquiera los norcoreanos, conocen el CEP del HS-12", afirmó Mike Elleman, investigador principal para la defensa antimisiles en el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, refiriéndose al error circular probable, o la distancia por la que se puede esperar que un misil pierda su objetivo.

“Dicho esto, podemos adivinar un CEP mínimo según varios princpios. En En esencia, incluso una pequeña tarea como cortar los motores una fracción de segundo más tarde puede hacer que el misil se vaya kilómetros fuera de curso”

.“Habiendo calculado todo, el CEP será mayor que 5 kilómetros”, prosigue Elleman. “Es una estimación muy aproximada. Dada la escasez de pruebas de vuelo, sospecho que si se usa hoy en día, el HS-12 tendría un CEP considerablemente mayor a 5 kilómetros, tal vez 10 kilómetros, o más”.

Pero aunque no exista una amenaza directa para atacar la isla y las fuerzas militares americanas destinadas allí, si los norcoreanos siguen adelante con las “pruebas” para apuntar a aguas cerca de Guam, solo aumentará aún más las tensiones en la región. Una prueba como esta está llena de peligro y el potencial de error de cálculo es incómodamente elevado.

Advertisement

La actual crisis, después de mucho hervir y, lamentablemente, nunca tratada de manera lo suficientemente efectiva por las administraciones previas, está siendo impulsada por un choque de personalidades que no son las más adecuadas para este tipo de consideraciones.

Corea del Norte se coloca habitualmente al borde de la lína, siempre empujando los límites de los que le están permitido por la comunidad internacional. Por ejemplo, dos incidentes perpetrados por Corea del Norte probaron hasta qué extremo podían llegar.

La sección de proa del ROKS Cheonan como se elevó después de ser golpeado por el torpedo de un submarino norcoreano. Fotografía del Ejército de Corea del Sur.

El incidente más peligroso ocurrió el 26 de marzo de 2010, cuando un submarino nosrcoreano hundió un barco de guerra sucoreano, el ROKS Cheonan. EL barco fue golpeado y partido en dos por un torpedo, matando 46 marineros. Corea del Sur no respondió a la amenaza del Norte.

Advertisement

En noviembre de 2010, la artillería de Corea del Norte bombardeó las fuerzas surcoreanas en la isla de Yeonpyeong, matando a cuatro personas e hiriendo a 19. Para este momento, Corea del Sur devolvieron el fuego a la base de artillería de la RPDC, pero solo se reportaron daños leves.

Jugando con fuego y furia

Jugársela en torno a cuál sería la respuesta del resto del mundo si disparan misiles cerca de Guam sería la apuesta más peligrosa que Corea del Norte haya hecho jamás.

Advertisement

Esta vez, la acción propuesta por Corea del Norte seguramente no quedaría sin una respuesta, y si el misil volando directamente sobre Japón como el anuncio indica, este evento sería altamente provocador no solo para Estados Unidos y Corea del Sur. Está garantizado que Japón, siendo la única nación que ha sido atacada con armas nucleares, estaría poco menos que satisfecha mientras cuatro misiles nucleares sobrevuelan su nación.

Sin embargo, no hay aquí ningún tipo de posibilidad halagüeña. Si los Estados Unidos, junto con sus aliados surcoreanos y japoneses, simplemente condenan los lanzamientos de misiles, Corea del Norte lo verá como otra victoria y se envalentonará aún más.

Advertisement

Si los Estados Unidos intentasen interceptar los misiles Hwasong-12, la situación es también un desastre potencial. Si América del Norte pudiera de alguna manera interceptar los cuatro misiles, esto podría motivar a Corea del Norte para trabajar más fuerte con el fin de derrotar las defensas de misiles balísticos en los que Estados Unidos ha gastado años y miles de millones de dólares en desarrollar, o simplemente reconocer la capacidad de sobrepasar sus sistemas y producir entonces un mayor número de misiles para asegurar que algunos pasen.

Si los misiles son disparados y los Estados Unidos no es capaz de interceptar ninguno, o todos ellos, esto abre otro debate sobre el tiempo y el dinero gastado en estos sistemas que han tenido un desempeño más bien mediocre en ambientes de prueba altamente controlados.

Corea del Norte debe de estar fanfarroneando con esta última amenaza. Independientemente de en qué mundo de fantasía vive Kim Jung-Un, no hay cabida en él para el liderazgo de Piongyang acerca de cómo sería recibida esta acción.

Advertisement

El liderazgo de Corea del Norte se centra en una cosa: supervivencia. El temor al cambio de régimen y la pérdida de poder ha motivado el desarrollo de armas nucleares en Corea del Norte y a matar de hambre a su población mientras continúa practicando la autarquía en un mundo cada vez más conectado. Una guerra en la península de Corea podría resultar en la pérdida de millones de vidas, y la perspectiva de una guerra nuclear claramente existe. Las palabras ardientes y la dura retórica no hacen nada para alejarnos de ella.