Costa de Bahamas tras el paso de Irma. Twitter

Tras el paso del huracán Irma por zonas como Bahamas o Tampa, muchos usuarios comenzaron a subir fotos que mostraban las costas sin mar, había desaparecido por completo dejando un horizonte desierto de tierra. ¿Cómo ha podido ocurrir? Esta es la explicación al extraño fenómeno.

Lo cierto es que este paisaje se ha podido ver en el pasado con la llegada de tsunamis. En ese caso, el mar se retira como resultado de la vibración en la placa tectónica. Sin embargo, con el huracán es diferente, y aunque se suman varios factores, hay un protagonista indiscutible que deja a las costas sin mar: el viento huracanado.

Advertisement

En realidad, estamos ante un fenómeno que se da pocas veces, ya que para ello es necesario un huracán o ciclón con la suficiente fuerza como para cambiar la forma de un océano. Veamos el siguiente vídeo que subió un usuario donde se mostraba la costa de Bahamas… sin mar:

El vídeo se subió el sábado. Los vientos huracanados eran tan fuertes que estaban desplazando el agua de la costa. El viento en Long Island estaba soplando desde el sureste al noroeste. De esta forma, en el lado noroeste de la isla el agua salía “disparada”. Al día siguiente, en la costa del golfo de Florida los vientos iban hacia el este, situación que empujó el agua hacia el oeste, también lejos de la costa.

Este efecto “desaparición” se produce a través del rozamiento del viento huracanado con el mar. El agua se desplaza y el viento la arrastra hasta otra zona, dónde depende de la fuerza y la dirección.

Al mismo tiempo, en varias localizaciones experimentaban el efecto directo al arrastre de toda esa masa de agua, la cual iba a parar al centro de la tormenta. En el centro de la misma, donde la presión es más baja y los vientos convergen, el agua se acumula.

Cuando hablamos de presión baja nos referimos al mecanismo de succión en el sentido de que atrae el aire hacia adentro. Por tanto, cuando la presión es excepcionalmente baja y los vientos son extremadamente fuertes (caso de Irma), se pueden crear estas protuberancia de agua del océano bajo el centro de la misma tormenta. Veamos la explicación de la baja presión en este vídeo explicativo:

Por cierto, no es muy recomendable quedarse mucho tiempo en ese lecho marino o desierto donde antes había océano. La razón es que el agua que falta regresará con la marejada ciclónica (de hecho, ya lo hizo en Long Island), y además lo hará probablemente subiendo el nivel del mar con gran oleaje. [The Washington Post]