Cada vez que comienza un nuevo año, los gimnasios se llenan de personas intentando quemar todo lo que han comido por Navidad. Rebajar esos kilos de más es una cuestión de ponerse a dieta y hacer ejercicio, pero ¿cuál de esas dos variables es más importante?

Si eres de los que pretende justificar una dieta desordenada machacándose en el gimnasio, me temo que no tenemos buenas noticias. Hacer ejercicio físico no es un cheque en blanco para ponernos ciegos a pizza, nachos y chocolatinas. Un nuevo vídeo de AsapSCIENCE lo explica muy bien.

Puestos a hacer cuentas de lo que se pierde y lo que se gana, el ejercicio físico por sí solo no sirve ni de lejos para lograr un objetivo de pérdida de peso. Sabemos que las calorías no son una medida muy fiable pero, expresado en calorías, correr 20 minutos solo quema 200, que es menos de las calorías que tiene casi cualquier chocolatina. Si comparamos solo el tiempo que nos lleva una acción y otra, es más rentable prescindir de la chocolatina.

Advertisement

Advertisement

No es que en AsapSCIENCE hayan descubierto América ni mucho menos. Diversos estudios realizados en niños y adultos concluyen que el ejercicio físico es poco determinante a la hora de bajar peso. De hecho, los habitantes de países desarrollados no mantienen unos niveles de actividad física muy diferentes de los que están en vías de desarrollo. La clave del sobrepeso en los países ricos es una dieta completamente desorganizada y demasiado saturada de azúcares y grasas.

Por supuesto, al final la virtud está en el equilibrio, y hacer ejercicio físico tiene tantos beneficios para la salud física y mental aparte de quemar calorías que no podemos descartarlo. Sin embargo, si lo miramos estrictamente desde un punto de vista de adelgazar, es más importante lo que entra que lo que podamos sacar. [AsapSCIENCE vía Holy Kaw!]

Foto: svariophoto / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)