Después de meses en beta cerrada, Heroes of the Storm estará por fin disponible para todo el mundo el próximo 2 de junio. Heroes of the Storm es la siguiente franquicia, tras Hearthstone y su éxito, que va a lanzar Blizzard y aunque está lejos de ser perfecto tiene algunas claves que lo hacen increíblemente adictivo.

Si no tienes ni idea de qué es League of Legends, DOTA 2 o Heroes of the Storm o por qué debería importarte lo que necesitas saber es esto: son todos MOBAs. Un MOBA (Multiplayer Online Battlefield Arena) es un género de videojuegos, hijo directo de la Estrategia en Tiempo Real de Starcraft o Age of Empires, que se juega sobre todo en PC, aunque ya hay algunos para móviles.

Advertisement

Es, probablemente, uno de los géneros de videojuegos más divertidos que existen. Ha conseguido encumbrar a sus mejores exponentes al podio de los títulos más jugados del mundo y no hace falta una gran habilidad para disfrutarlos (siempre hablando a nivel amateur). Además, la mayoría son free-to-play, puedes jugarlos hasta hartarte sin gastar un mísero centavo.

Es más fácil que la competencia (aunque quizá demasiado)

El principal problema con League of Legends y DOTA 2, los dos juegos que más se parecen a Heroes of the Storm (podríamos decir que son su influencia directa, de hecho), es que la curva de dificultad cuando empiezas a jugarlo es muy alta. Altísima. Y además los tutoriales que hay tanto en uno como en otro caso dan bastante pena.

Advertisement

League of Legends fue en su momento, aunque ahora ya no tanto, una versión más simplificada de DOTA. Es parte de su éxito. Heroes of the Storm repite la jugada y es una modificación, con el sello Blizzard, todavía más fácil y más asequible que League of Legends. Y con un buen tutorial.

En Heroes of the Storm los combates son más simples, la jugabilidad es más sencilla y, por encima de todo, las partidas son mucho más cortas. En torno a los 20-25 minutos. Como comparación, en League of Legends solo a partir de los 20 minutos es cuando puedes solicitar un voto para rendirte, normalmente una partida media dura entre 40 y 45.

¿Qué implica? Por un lado, que si juegas con un equipo de mancos, o de trolls, la sensación de hastío y desesperación es mucho menor. Cualquiera que haya jugado LoL o DOTA sabrá a qué sensación de hastío o desesperación me refiero. Por otro, como las partidas duran mucho menos tiempo el compromiso psicológico a la hora de jugarlo es menor. Puedes jugar varias en un simple rato muerto. Es mucho más casual.

Por fin alguien ha hecho algo distinto

Aunque tanto League of Legends como DOTA tienen su particular ejército de fans acérrimos cada cual luchando por su bando, la realidad honesta es que, una vez reducidos a su esencia, ambos se parecen bastante.

Heroes of the Storm comparte muchos elementos en común pero al mismo tiempo ha metido varias innovaciones en la ecuación. La mayoría de campeones (los personajes que manejas) tienen un set de habilidades muy variado y no vistas antes en títulos similares, hay varios mapas (y no sólo uno como en LoL y DOTA) muy diferenciados entre sí y que además incluyen interacciones especiales para cada uno de ellos.

Por otro lado, pequeños detalles aquí y allá como monturas para moverte más rápido por el mapa o distintos tipos de torre refuerzan un poco ese toque casual del que hablaba antes y además pronuncia la sensación de que partida se sienta diferente a la anterior.

No hace falta ninguna bestia parda en forma de PC para jugarlo

Están un poco por encima que las de la competencia pero aún así son bastante bajas. Como referencia, corre en un MacBook de los nuevos con un procesador Intel Core M con relativa soltura. Eso implica que en la mayoría de portátiles de unos 4 años a esta parte, aunque sea con la calidad gráfica algo más baja, vas a poder jugarlo sin problemas.

Advertisement

No es una cuestión baladí, League of Legends y DOTA han triunfado por motivos parecidos (la propia desarrollado ha llegado a reconocerlo): ampliando la base de equipos en la que puedes jugar sin problema amplías la base de posibles jugadores. Como con WoW, en el fondo.

Es Blizzard ¯\_(ツ)_/¯

Blizzard ha creado durante toda su historia y todos sus juegos un universo complejo lleno de personajes, referencias y un estilo visual muy personal. Heroes of the Storm tiene ese mismo, tan dado a la fantasía, y además está lleno de los protagonistas de otros juegos como Kerrigan, de Starcraft o Thrall, de WoW.

Lo que no es tan bueno

Heroes of the Storm lleva ya un tiempo en beta pero aún así, y a falta de sólo unos días para el lanzamiento definitivo, se sigue sin sentir como un producto completamente finalizado. El sistema de matchmaking funciona de aquella manera, la cantidad de personajes para jugar, aunque comprensible es limitada y sobre todo: es tan fácil que muchas veces es aburrido.

Advertisement

Gran parte de la gracia de otros MOBAs es que la profundidad que tienen permite crear estrategias interesantes. No hay mejor sensación que remontar una partida sabiendo que te has parado a pensar, has aplicado una estrategia y ha funcionado, en HotS eso es algo más difícil.

Con todo, es un juego muy asequible, que apunta a todo tipo de públicos y que ya ha cosechado cierto éxito en su corto tiempo de vida. Probablemente, como ocurriese con Hearthstone en su día, continúe creciendo hasta que a finales de 2015 podamos incluirlo en nuestra particular lista con los mejores del año.

Podrá jugarse de manera completamente gratuita a partir del próximo 2 de junio desde su página oficial. Ahora mismo está en beta cerrada, pero conseguir una clave es bastante sencillo y si tienes una cuenta de Battle.net probablemente ya te habrá llegado alguna al mail.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)