La batalla de gráficos entre la Xbox One y la PlayStation 4 lleva coleando desde hace meses. Ahora, a comienzos de Diciembre, con ambas consolas ya a la venta, una cosa está clara: varios de los grandes juegos corren a mayor resolución en la PS4 que en la Xbox One. Sin embargo, aunque es fácil rebajar la importancia de este aspecto, he encontrado que realmente marca una diferencia.

Juegos multiplataforma como Assassin's Creed IV y Call of Duty: Ghosts ofrecen una forma sencilla de comparar directamente ambas consolas, ya que podemos mirar a la vez el mismo título funcionando en ambos sistemas (es más difícil comparar juegos en exclusiva como Ryse: Son of Rome de la Xbox One o Killzone: Shadow Fall de la PS4).

Advertisement

A continuación, os dejamos con un detalle de las diferencias en resolución nativa para varios títulos, según especifican en Digital Foundry, de Eurogamer:

Call of Duty: Ghosts

PS4: 1920 x 1080 (1080p) | Xbox One: 1280 x 720 (720p)

Battlefield 4

PS4: 1600 x 900 (900p) | Xbox One: 720p

Assassin's Creed IV: Black Flag (vía The Verge)

PS4: 1080p | Xbox One: 900p

Need for Speed: Rivals

PS4: 1080p | Xbox One: 1080p

Si miramos a las cifras, la PS4 tiene una clara ventaja en todos los juegos excepto uno. Y a pesar de que la Xbox One escala la resolución de los juegos a los 1080p de tu televisor, si juegas con los dos sistemas al mismo título (algo que me he pasado haciendo bastante tiempo), la diferencia es evidente. Con la excepción de Need for Speed: Rivals, las versiones de la PS4 se ven más nítidas. Y no necesitas ningún software adicional para medirlo o detectarlo. Lo ves a simple vista.

Advertisement

¿Por qué ocurre esta diferencia? La respuesta la sabremos con un poco más de tiempo y análisis del hardware, pero como muchos desarrolladores ya nos han explicado, la PS4 simplemente es un poco más potente gráficamente que la Xbox One. No es una diferencia abismal, pero existe. Los creadores de Call of Duty: Ghosts incluso han dicho que debido a la diferente forma en la que los dos sistemas asignan recursos gráficos y de computación, no podían lograr que su juego corriera de forma fluida en 1080p en la Xbox One a tiempo para el lanzamiento.

Las diferencias han causado muchos debates y controversia en la comunidad de jugadores y en la industria en general. A la vez, mucha gente en los medios hemos dicho que tampoco importan demasiado. ¿Por qué? Por una serie de factores que se han venido repitiendo una y otra vez: las versiones de esos juegos para la Xbox One se ven bien igualmente; solo puedes darte cuenta de la diferencia si comparas ambos juegos uno al lado del otro; la Xbox original era más potente que la PS2, y mira cómo acabaron las cosas... etc, etc.

Todo eso es cierto. Si te compras una Xbox One, los juegos de arriba son casi exactamente los mismos que en la PS4. Y, como explicamos en nuestro análisis, la Xbox One puede hacer unas cuantas cosas que la PS4 no consigue.

Sin embargo, sí importa que esos juegos no se vean tan bien en la Xbox One. E importa en el sentido más evidente y subjetivo del término: marca una diferencia para algunas personas (¡como yo!). ¿Cuán importante es esa diferencia? Eso depende de cada uno.

He jugado a todos los juegos de arriba en ambas consolas en mi televisor en casa y ahora solo los juego en la PS4. ¿Por qué? Me gusta el mando, sí, pero principalmente es porque, con la excepción de Need for Speed: Rivals, las versiones de la PS4 se ven claramente mejor. Rivals se ve más o menos igual en ambas; en Battlefield 4, la mayor resolución en la PS4 hace que los objetos en la distancia se vean más claros. Los colores también resaltan más; Assassin's Creed IV se ve increíble en la PS4, pero bastante menos apetecible en la Xbox One.

Advertisement

Para dar una referencia, debajo puedes ver un GIF hecho por chubigans en NeoGAF, tomado de Assassin's Creed IV de un artículo reciente en The Verge (puedes hacer clic en "expandir" para verlo a tamaño completo).

Puedes ver imágenes a alta resolución de las versiones para la PS4 y la Xbox One. La de la Xbox One escala una imagen de 900p a 1080p y en ese proceso la hace más oscura y con más ruido.

Advertisement

Call of Duty: Ghosts se ve realmente nítido en la PS4 y, en comparación, en la Xbox One es decepcionante. En la consola de Microsoft el juego es casi borroso en comparación, y la experiencia global es más como jugar un Call of Duty en la Xbox 360. Si hubiera comprado COD: Ghosts como la principal experiencia para mi Xbox One, estaría decepcionado.

Debajo tienes una comparación de Digital Foundry. Puedes ver aquí la entrada con muchas más imágenes:

Si te fijas, las hojas y las imágenes en la distancia son mucho más nítidas en la PS4. Es el tipo de detalle del que me doy cuenta más y más a medida que juego, aunque es solo algo aparente cuando empiezas.

Advertisement

Todo esto no implica que la resolución sea el único factor que importa a la hora de considerar la nueva generación de consolas. En abosluto. Ryse: Son of Rome corre en 900p en la Xbox One y se ve fantástico, casi como una película. Eso sí, Dead Rising 3 va a 720p y tiene problemas bastante frecuentes de frame-rate, aunque sigue siendo uno de los más divertidos de los títulos de lanzamiento.

Esto tampoco quiere decir que los desarrolladores no van a dar con la forma de que los juegos corran a la misma resolución en ambas consolas. El ejemplo es Need for Speed: Rivals, que va en resolución 1080p más o menos idéntica en ambos sistemas. Seguro que muchos de los juegos que vienen harán lo mismo.

Pero sí creo que la diferencia de resolución en esta fase de lanzamiento importa. No importará para todo el mundo de la misma manera. En el futuro puede que esto continúe o no, pero lo que está claro es que, ahora mismo, esa diferencia de calidad existe.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)