Una polilla se posa en la cara de Cristiano Ronaldo lesionado. Imagen: ESPN

Hora y media antes de que Portugal consumara el maracanaço en Saint-Denis, Cristiano Ronaldo lloraba sobre césped francés con una polilla en el ojo; lo vimos a cámara lenta. El insecto tuvo su momento de gloria, pero no estaba solo: miles de plusias habían invandido el estadio de la final de la Eurocopa.

Las mariposas nocturnas no habían asistido al partido para humillar a Ronaldo, como sugirió un islandés dolido por las palabras de Cristiano sobre la selección de Islandia. En realidad pasaban por allí, literalmente. Como explica The Guardian, la plusia o Autographa gamma es una especie migratoria que viaja hacia el norte de Europa en verano para regresar al sur durante el otoño.

Polillas en el campo de Saint-Denis. Imagen: Frank Augstein / AP

La final de la UEFA Euro 2016 se celebró en el lugar y el momento indicado para sufrir una plaga de estas mariposas, comúnmente llamadas polillas. “Es una especie forzada a migrar”, dice Richard Fox, de la organización Butterfly Conservation. “Los individuos deben migrar y elegir los vientos adecuados para viajar a diferentes altitudes que maximicen la eficiencia de su migración”.

Pepe espanta a un par de polillas antes del partido. Imagen: Martin Meissner / AP

A 28º C y con un 38% de humedad, la del domingo fue una cálida noche de verano en Saint-Denis. Las luces del Estadio de Francia funcionaron como una gigantesca trampa para insectos parisina. Miles de polillas migrantes aterrizaron en el campo para tomar el césped, los banderines de córner y los objetivos de varias cámaras. Más de una llegó a salir en directo.

Pollillas en un banderín de córner. Imagen: Martin Meissner / AP

“Cuando esos grandes mamíferos empezaron a vagar por el césped, las sensatas polillas se alejaron volando”, bromea Fox. El viento sopla ahora desde el sur y el suroeste de Europa, así que la polilla que se posó en el ojo Ronaldo podría tener el futuro asegurado en la Premier League del Reino Unido. [The Guardian]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.